Las Mejores Sillas De Ruedas Para Perros para aliviar sus dolores

Noelia Varela

Hay perros que nacen o a lo largo de su vida les surgen problemas de movilidad y es muy doloroso verlos luchar para dar un simple paseo. Su incomodidad te preocupa y quieres ayudarlo a que se sienta más aliviado y contento. 

Para conseguir convertirlo en un desafío fácil de sortear solo es necesario adquirir una silla de ruedas para perros. Podrás utilizarla tanto de forma permanente como para su pronta rehabilitación por alguna lesión o accidente.

Gracias a la silla su dolor disminuirá, al tener que hacer menos esfuerzo con sus extremidades y se verá más animado para jugar o pasear a menudo. 

Pero el mayor problema está en que existen muchas opciones diferentes en el mercado y no es fácil elegir cuál es la mejor. Por eso, nos hemos animado a escribir esta guía de compra donde te contamos cuales son los andadores para perros de mejor calidad, para que solo tengas que escoger el que más le conviene a tu mascota.

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN ESTA GUÍA?

  1. Las 5 mejores sillas de ruedas para perros de 2022
  2. Consejos y recomendaciones para comprar un carrito para perro inválido

¿Qué hemos tenido en cuenta en esta comparativa?

Después de probar los productos mejor valorados por los usuarios y analizar sus ventajas y desventajas, consideramos que los aspectos más importantes que debes tener en cuenta si quieres comprar el mejor son los siguientes:

  • Tamaño: El aspecto clave para comenzar a buscar es conocer qué medida de silla necesita tu perro. En general, se utilizan medidas estándar según el tipo de raza o un tamaño más o menos similar. Puedes encontrar desde la más pequeña, una triple XS, hasta las más grandes que llegan a la triple XL. Antes de elegir talla, fíjate en la tabla de medidas que proporciona el vendedor, pues a veces cambian y es mejor que no le quede pequeña.
  • Peso: Aunque hay muchas medidas es importante analizar cuánto peso puede soportar el carrito. No todos los perros de la misma raza tienen un peso similar, como pasa en los humanos. De modo que debes asegurarte de que la silla aguantará el peso de tu mascota. Para eso, calcularlo primero subiéndolo a una báscula o llevándolo al veterinario. Te aconsejo que cuánto más pese más fuerte sean las ruedas, pero que sea un carro ligero para evitar demasiado esfuerzo.
  • Materiales: Otro punto bastante importante es conocer de qué elementos se ha fabricado la silla de ruedas. Necesitamos que sean materiales fuertes y duraderos, a la par que ligeros para que no suponga un peso excesivo para el animal. El más usado es el aluminio, combinado con accesorios de plástico para que sean más ligeros y fáciles de limpiar. Si bien, es fundamental que te asegures de que tendrás repuestos disponibles para cambiar alguna pieza que se estropee.
  • Ajustabilidad: Como cada perro tiene una complexión distinta debes saber si tiene ajustes disponibles para adaptarse a su forma. No se sentirá cómodo si no se ajusta totalmente a su cuerpo y su cadera, para ello podrán tener correas de ajuste, cambios de longitud o la posibilidad de aumentar o disminuir la distancia al suelo. Esto también será muy interesante si lo tiene que usar durante toda su vida e irá cambiando de tamaño a lo largo del tiempo con el crecimiento.
  • Portabilidad: El último aspecto a destacar es cómo de fácil es transportarlo. Si viajas mucho o lo necesita para lo largo de su vida es muy recomendable adquirir una silla de ruedas que tenga la opción de plegarse. Eso te permitirá guardarlo fácilmente en cualquier vehículo y trasladarlo a cualquier sitio. También es muy útil si tu casa es pequeña y no siempre usa el carrito, sobre todo mientras está durmiendo o tumbado, en cuyo caso podrá retirarse sin ocupar espacio.

Las 5 Mejores sillas de ruedas para perros

1. Teabelle tbxu72

1. Teabelle tbxu72 VER OFERTAS EN AMAZON

Un modelo perfecto para perros pequeños.

Especificaciones

  • Tamaño: 2XS
  • Materiales: Acero inoxidable y aluminio
  • Peso máximo: 5 kilos
  • Estilo: Ruedas traseras
  • Seguridad: Correas cuello y abdomen

El modelo Teabelle tbxu72 es una silla de ruedas perfecta para los perros más pequeños. Puedes ajustar la altura, el ancho y largo de la silla en unos pocos centímetros para que pueda adaptarse perfectamente, además de llevar algunas correas ajustables en el abdomen y en el cuello para evitar que se mueva. Pero esas correas son muy fáciles de poner y quitar rápidamente. 

Tiene dos pequeñas ruedas traseras, de modo que solo es apta para las mascotas que tengan una lesión o discapacidad de las patas traseras. Incluye también un pequeño asiento de silicona muy suave y cómodo para que no les molesta al caminar. Además, sus materiales son resistentes y duraderos, pudiendo soportar cualquier tipo de climatología. 

Este diseño ha diseño aprobado por una veterinaria, lo que supone una garantía para nuestra mascota. El precio también es bastante bueno, pues es algo que necesitará y que puede durarte toda su vida. Tiene un diseño bonito y las correas son amarillas para que se le pueda distinguir con facilidad. Sobre todo muy útil si vamos al parque con él y no queremos perderle de vista. 

PROS:

  • Muy cómodo
  • Correas seguras
  • Materiales resistentes

CONTRAS:

  • Solo para perros pequeños
  • Útil para patas traseras

2. Zerodis-11

2. Zerodis-11VER OFERTAS EN AMAZON

El mejor para perros de tamaño medio.

Especificaciones

  • Tamaño: XS
  • Materiales: Aleación de aluminio
  • Peso máximo: 10 kilos
  • Estilo: Ruedas traseras
  • Seguridad: Hebilla trasera y delantera

La versión Zerodis-11 es una silla pequeña totalmente ajustable e ideal para perros de un tamaño medio que no superen los diez kilos de peso corporal. Es un modelo bastante ligero, que pueden llevarlo con comodidad y que se utiliza para las patas traseras del animal. Tiene unas correas acolchadas para poder sujetarlas y que se sienta seguro, evitando que puedan caerse o arrastrarlas. 

Está fabricado con unos materiales resistentes y seguros ante cualquier clima, si bien, las ruedas pueden ser un poco endebles. Es muy fácil de montar, el fabricante te muestra las instrucciones para hacerlo más fácilmente y no será muy engorroso de poner y quitar cada vez que lo necesite. Dispone de agarres fuertes tanto en el trasero como en la parte baja del cuello y espalda. 

Al igual que la mayoría de modelos, este también puede ajustar su longitud, altura y anchura para adaptarte lo mejor posible a sus necesidades y que pueda correr y andar cómodamente. Además, de una forma muy sencilla, pues solo tienes que apretar unos tornillos para hacerlo. Su diseño también es muy original, de un estilo morado para darle un toque de color. 

PROS:

  • Muy ligero
  • Correas acolchadas
  • Un estilo divertido

CONTRAS:

  • No es muy grande
  • No hay más opciones de tamaño

3. Fditt Socialme

VER OFERTAS EN AMAZON

Uno de los modelos de mejor calidad precio.

Especificaciones

  • Tamaño: XS
  • Materiales: Aleación de aluminio
  • Peso máximo: Entre 4 y 10 kilos
  • Estilo: Ruedas traseras
  • Seguridad: Correas cuello, abdomen y trasero

La silla Fditt Socialme es perfecta para los perros con una longitud no superior a los 22 centímetros y una altura inferior a los 35. Es decir, en mayor medida, puede ser interesante para perros pequeños o medianos que necesiten incorporar un soporte adicional a sus patas traseras. Si bien, este modelo no solo tiene una gran calidad, sino también un precio muy económico. 

Todas sus correas de ajuste tienen unas almohadillas acolchadas para mejorar la comodidad y que no le hagan daño al caminar o correr con normalidad. Dispone de bastantes cierres de seguridad, que aunque puede ser algo incómodo de poner al principio, te asegurará que no se le mueva la silla con tanta facilidad. Sobre todo si tu mascota es más bien nerviosa. 

La única pega que puede tener este modelo en concreto es que sus ruedas son sencillas y la estructura de aluminio tiene unos barrotes muy finos. Si bien, aguanta bastante bien el peso y movimiento de nuestra mascota, y ese poco grosor le permite que sea más ligero que otras versiones. El fabricante incluye una correa de paseo por si la necesitas

PROS:

  • Incluye lo necesario para su montaje
  • Dispone de manual de usuario
  • Cierres seguros

CONTRAS:

  • Ruedas sencillas
  • No apto para perros grandes

4. KAJILE HAIZI

4. KAJILE HAIZIVER OFERTAS EN AMAZON

La mejor versión para perros grandes.

Especificaciones

  • Tamaño: M
  • Materiales: Aluminio de aviación
  • Peso máximo: Entre 9 y 17,5 kilos
  • Estilo: Ruedas traseras
  • Seguridad: Correas traseras y delanteras

Este modelo KAJILE HAIZI está diseñado más especialmente para animales de un tamaño mayor, pudiendo ajustar las medidas para que le quede perfecto a su cuerpo. Es una versión sencilla, pero realmente económica. Se trata de una de las sillas más fáciles de colocar, por lo que no te costará mucho tiempo al día ponérsela o quitársela cuando sea necesario. 

Sus materiales son duraderos y tiene un color azul muy bonito. Incluye cierres en la parte delantera, alrededor del cuello, donde podrás poner una correa si quieres, y en la parte trasera para aguantar sus patas. Puede ser la mejor opción si tu perro está pasando por una rehabilitación, pero tiene posibilidades de recuperación y de volver a caminar. 

El mayor inconveniente de esta silla es el agarre de sus patas traseras. Son dos ajustes por separado que puede ser algo más incómodo que los asientos acolchados que tiene otros modelos. Si bien, si solo será durante un tiempo, no es algo de lo que debamos preocuparnos, ya que con el paso de los meses, cuando vaya recuperando la movilidad, nos puede servir de apoyo, de modo que use las cuatro patas, sin utilizar el agarre. 

PROS:

  • Muy asequible
  • Diseño bonito
  • Sencillo de manejar

CONTRAS:

  • El agarre trasero puede ser incómodo
  • No apto para perros pequeños

5. Ortocanis Walking Wheels

5. Ortocanis Walking WheelsVER OFERTAS EN AMAZON

Para aquellos que buscan una silla de alta gama.

Especificaciones

  • Tamaño: 21 a 33 cm (más opciones)
  • Materiales: Aluminio
  • Peso máximo: Entre 4 y 11 kilos
  • Estilo: Auxiliar y apoyo total
  • Seguridad: Correas cuello, abdomen y trasero

La silla Ortocanis Walking Wheels es una de las versiones con mejor calidad que puedes encontrarte en el mercado. Es perfecto para los dueños que quieren la mejor silla para su mascota, ya sea como apoyo para una recuperación o con movilidad algo reducida, o como un apoyo trasero total. Las medidas son para perros medianos, pero también pequeños, pues hay otra talla aún más pequeña. 

Su gran robustez se puede ver ya desde su base, son unas ruedas gruesas y muy resistes, a diferencia de las que suelen llevar otras sillas más endebles. Estás son más parecidas a las que llevarían una silla para humanos o vehículos motorizados. También es uno de los mejores en cuando a protección y ajustabilidad. Aunque tiene varias correas, te aseguran que será una parte del animal. 

Los materiales de que está fabricado también son resistentes y gruesos, soportando diferentes climas, golpes y caídas de todo tipo. Es una opción, además, muy versátil, pudiendo ajustar a su tamaño a la perfección. Su mayor inconveniente es su precio, puesto que la calidad en general de esta silla es superior a otras. Si bien, merece la pena si es para mejorar su vida. 

PROS:

  • Ruedas de gran calidad
  • Materiales duraderos
  • Diseño muy cómodo

CONTRAS:

  • Coste elevado
  • Muchas correas para poner

Cómo colocar a tu perro en un carrito para perro minusválido

Al principio les costará acostumbrase a su nueva condición, así que te recomiendo que tengas paciencia y que sigas unos sencillos pasos para que el proceso sea mucho más sencillo.

1. Coloca el arnés

Normalmente se sitúa en la parte delantera, pero puede que tu perro no tenga movilidad en las patas de delante y requiera ponerse un arnés atrás. En todo caso, la forma de colocárselo será similar. Solo tendrás que introducir sus dos patas y ajustársela bien a su cuerpo con las correas. No se lo pongas demasiado apretado ni holgado, deja que pueda moverse con libertad, pero que no suponga un impedimento para mover la silla.

2. Introduce sus extremidades en la silla

Las dos patas que tenga inválidas, bien sea las delanteras, las traseras o las dos, deben introducirse en la silla y acomodarse según el modelo de la silla. Deberán ajustarse correctamente para que no sienta dolor ni las apoye en el suelo si es su caso. A veces puede ser un proceso complicado, pero la mayoría de fabricantes ofrecen un vídeo con la forma de colocar su modelo. Para introducirlas sujeta su vientre y estira de ellas con cuidado.

3. Posiciona la silla correctamente

Una vez has conseguido introducir sus extremidades y el cuerpo y se siente estable, podrás posicionar la silla en el suelo para terminar de ajustarla a su cuerpo. Tendrás que colocar las barras según la longitud que necesita y comprobar que su distancia con el suelo es cómoda. Conforme vaya creciendo puedes ampliar la longitud de la silla.

4. Ajústalo a su cuerpo

Lo último que queda es ajustar todas las correas o cintas que incorpore el modelo a su cuerpo. Es fundamental que no se mueva y que quede como una parte más de su cuerpo. Los tipos más interesantes incluyen ajustes en el pecho y la espalda. Debes tener en cuenta que hará su vida con ello y tendrá que orinar y defecar con él puesto. Así que, antes de dejarlo caminar solo, puedes hacer una prueba hasta que veas que puede andar con seguridad sin que se sienta muy molesto.

Guía de compra de silla de rueda para perros

Antes de que escojas una silla de ruedas, deberías conocer los aspectos más básico de la misma, y así podrás elegir la más adecuada para tu caso concreto. En los siguientes puntos hablaremos de las dudas más frecuentes que pueden surgirte y que van a ayudarte a escoger mejor.

¿Cómo funciona un andador para perros y por qué debería usarlo?

Su funcionamiento depende del tipo de silla de ruedas que tu perro necesita. Bien puede requerir un soporte completo o solo para las extremidades bien delanteras o bien traseras. En estos dos últimos casos, el carrito hará de soporte para que pueda apoyarlas y solo caminar con las patas que tiene fuertes, mientras que las ruedas harán el trabajo de las que no tienen movilidad. Esto puede ayudarles a recuperarse más rápidamente de una lesión o llevar una vida más fácil y cómoda. 

También existen sillas de ruedas de soporte completo, que son aquellas que tienen tanto ruedas delante como atrás, pues sirven para mascotas que les cuesta caminar con las patas traseras y delanteras. Les ayudan a mantenerse estables y a caminar sin caerse. Pueden emplearse para casos de rehabilitación, cuando están muy débiles y deben hacer actividad física progresivamente. Padecerán menos dolor y se sentirán más seguros al salir a la calle.

Cuando considerar una silla de ruedas para tu perro

Los carritos de ruedas están especialmente diseñados para perros con problemas de movilidad, pero existen muchas razones por las que ocurre eso. A continuación, te señalamos las más habituales:

  • Mielopatía degenerativa: Se produce cuando son perros ya mayores de unos 8 años o más y ocurre porque se pierde la conexión entre el cerebro y la médula espinal. Los síntomas más comunes pasan por arrastrar las patas y perder el equilibrio con facilidad. Por eso, la silla de ruedas ayuda a mejorarlos y a que se sienta más seguro caminando.
  • Artritis: Al igual que el anterior, es una enfermedad causada por la vejez en los perros. Su cuerpo se va deteriorando y con ello las articulaciones de sus patas, costándole caminar correctamente. Para hacer su vida más fácil, la silla es un gran complemento, que le ayudará a no perder el equilibrio.
  • Displasia : Es una enfermedad común en algunas razas y surge por tener una salud deteriorada. Si bien, a diferencia de los anteriores puede aparecer a cualquier edad. Algunas actividades pueden ser muy dolorosas e incluso pueden sufrir parálisis en ciertas ocasiones. De modo que la silla es la mejor solución.
  • Enfermedad intervertebral del disco: Se trata de una dolencia que afecta a los discos espinales, porque se desplazan o deterioran con el paso del tiempo. También puede ocurrir a cualquier edad y tipo de perro, aunque su dolencia puede ser mayor o menor, causando en último extremo la parálisis de las extremidades.
  • Amputación o recuperación de cirugía: Caminar sobre tres patas no es nada fácil y aunque muchos perros pueden conseguirlo, la silla proporciona una ayuda extra en su modo de vida. Mejora la movilidad considerablemente pudiendo correr o jugar más fácilmente. Tanto si es definitivo como temporal le ayudará a sentirse mejor.

Beneficios para tu perro gracias al carrito para perro inválido

El beneficio mayor está claro, pues principalmente sirve para mejorar la movilidad de los perros que no pueden andar bien. Pero es interesante ahondar un poquito más en cuáles son las ventajas que puedes obtener adquiriendo una silla de ruedas para tu mascota.

  1. Mejor movilidad y calidad de vida: La pérdida de movilidad es un problema tanto para los humanos como para los animales, ya no pueden tener autonomía y deben ir a todos sitios con nosotros. Sin embargo, la silla de ruedas les ayuda a que puedan volver a hacer muchas cosas solos.
  2. Prevenir la artritis: Cuando tu perro no puede caminar está eludiendo el ejercicio físico y no puede reforzar su músculos y huesos. Con la silla podrá trabajar en ello y prevenir enfermedades degenerativas a largo plazo, haciendo el ejercicio diario que necesita para mejorar.
  3. Para la rehabilitación: Al igual que en el anterior, es muy importante caminar para volver a recuperar la fuerza física que tenía. Ya no puede hacerlo de la misma manera, así que el carrito le ayudará a ir progresivamente mejorando hasta que ya no lo necesite.
  4. Evitar el aumento de peso: Los perros que no pueden moverse como deberían pueden aumentar rápidamente su peso, lo que puede provocar la aparición de otras enfermedades. Estas sillas les permiten andar y correr, para quemar toda su energía y mantener su peso en las mejores condiciones.

Como reconocer una buen andador para perros

Es obvio que no todos los modelos de andadores son buenos, y no solo eso, sino que todos no son adecuados para tu perro concretamente. A continuación, te muestra algunas cosas que puedes hacer para escoger el que mejor cumpla sus necesidades:

  • Realiza la prueba de la toalla: Se trata de comprobar cómo de fuertes son las extremidades de tu mascota. Debes coger una toalla larga y arropar sus dos patas malas y su pecho sin que toquen el suelo. Así, podrás ver si tiene fuerza suficiente en sus otras patas para aguantar su peso, si no es así, deberías adquirir una estructura completa.
  • Fíjate en su diagnóstico: Por supuesto, no debes perder de vista su enfermedad y cómo se desarrollará en el futuro. Puedes hablar con su veterinario para que te aconseje cuál es la silla de ruedas que le vendrá mejor ahora y en el futuro de su dolencia.
  • Dolencias que requieran un soporte completo: Algunas veces las enfermedades atacan a todo su cuerpo haciéndolo débil o no tiene suficiente fuerza para apoyarse en sus extremidades sanas. En esos casos, la mejor solución es una estructura completa para que pueda moverse fácilmente.
  • Dolencias que requieran un soporte para extremidades: En otros casos solo se requiere una silla para las extremidades delanteras o traseras porque solo necesita una recuperación, tiene debilidad solo en una parte del cuerpo y además tiene fuerza suficiente para soportar su peso sin problemas.

Tips de seguridad para el uso de un carrito con ruedas para perros

Debes tener mucho cuidado con tu perro cuando comienza a usar la silla de ruedas, ya que aún no se ha acostumbrado y puede perder el equilibrio con facilidad. Para ayudarte a que se acostumbre más rápido, te muestro algunos consejos que pueden serte de utilidad:

  1. Postura natural: Te recomiendo que te asegures de que has colocado bien la silla y los ajustes están en su nivel correcto. Debe quedar en la postura más natural posible para que pueda caminar bien y sentirse ligero.
  2. Recoge sus piernas inmóviles: No en todos los casos se requiere, solo en aquellos en los que las patas no sean para nada servibles. En cuyo caso es mejor que recoges las piernas para evitar que se tropiece.
  3. Mantente cerca: Sobre todo cuando salís a la calle, es importante que estés pendiente de él en todo momento para evitar que su silla se quede atascada en algún lugar. Es muy habitual que lo haga en los arbustos o aceras complicadas.
  4. Déjale descansar de la silla: No es conveniente que esté todo el día con la silla, ya que puede suponer también una incomodidad innecesaria. Déjale que descanse y pueda tumbarse a dormir tranquilo durante algunas horas.

¿Cómo ayudar a mi perro a usar la silla de ruedas?

Tu perro no podrá aprender solo a usarla, tendrás que tener paciente y ayudarle hasta que se maneje solo con ella. Para que sea una tarea sencilla, te muestro algunos consejos que pueden servirte:

  • Utiliza el sentido común: No obligues a tu perro a usarla constantemente y deja que pueda olerla y acostumbrarse a usarla poco a poco. Puedes fomentar su ansiedad si le presionas demasiado.
  • Entrena progresivamente: Utiliza la silla lentamente, ve aumentando el tiempo cuando veas que puede soportarlo. Al principio, ponle unos minutos y ve añadiendo más cada semana. Cada perro es distinto, así que deja que se adapte a su ritmo.
  • No tengas prisa: Es una adaptación lenta a veces, pues no todos los perros se acostumbran rápido. Tómatelo con calma y deja que vaya fluyendo solo. Él mismo notará que se siente más cómodo y que le da mayor libertad para pasear, jugar o ir a comer.
  • Pide consejo a tu veterinario: Si tienes cualquier problema siempre puedes acudir a tu veterinario para pedirle consejo, él sabrá que hacer y te dará unos consejos concretos para tu perro. También puedes contactar con su entrenador o rehabilitador que le esté tratando la enfermedad.

Dudas que puedes tener

¿Puede mi perro hacer caca en una silla de ruedas?

Sí, su diseño hace posible que puedan hacerlo sin problemas, al igual que orinar. Además, gracias a que vuelve a caminar y a hacer actividad física su sistema digestivo irá mucho mejor.

¿Es cruel usar una silla de ruedas para mi perro?

Al contrario, no usarla es mucho más molesto para ellos, porque no tienen movilidad para jugar, pasear o simplemente comer. Les permitirá aliviar su dolor, al no tener que hacer tanto esfuerzo y podrá retomar su vida normal.

Otros productos para perros

En el mercado podrás encontrar diversos artículos para perros que te resultarán muy útiles. Te dejamos algunos a continuación.

Contacto - Politica de privacidad - Afiliados Amazon - Politica de cookies - Aviso Legal - DMCA.com Protection Status