Los Mejores Cojines de Lactancia para Amamantar de Forma Cómoda

Noelia Varela

Actualizado el 25 de agosto de 2022 por Antonio Sapene

Si eres madre primeriza o vas a serlo dentro de poco sabrás que en los primeros meses de vida de tu bebé tendrás que darle el pecho en intervalos de tiempo cortos.

Pero, claro, levantarte de la cama cada tres horas para sentarte en un lugar cómodo y amamantarlo es muy cansado. Además, tienes que cogerlo en brazos o poner cojines para que no se caiga y estéis más cómodos. 

Por tanto, una muy buena solución para las madres es un cojín de lactancia. Ayudará a que la lactancia sea un proceso más gratificante, protegiendo la espalda de la madre y relajando a madre e hijo.

Además, al sentirse más relajada la leche fluirá mucho mejor. Incluso si tomas la decisión de no darle el pecho a tu bebé, te servirá para darle el biberón más cómoda, sin tener que soportar su peso mucho rato y en una posición más adecuada

Ahora bien, qué almohada de lactancia elegir es una decisión complicada. Existen muchos modelos diferentes y no todos son los mejores para tus circunstancias personales. Aquí te ayudamos mediante una práctica guía de compra de las mejores almohadas del mercado. 

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN ESTA GUÍA?

  1. Los 5 mejores cojines de lactancia de 2022
  2. ¿No sabes qué cojines de maternidad elegir? Te ayudamos
  3. Consejos y recomendaciones para comprar una almohada de lactancia

Razones por las que deberías contar con un cojín de lactancia

El embarazo en muchas ocasiones es cansado y hay muchos productos que mejoran la vida de la madre. Las almohadas para amamantar son uno de esos objetos, que aunque no es imprescindible, alivian la incomodidad. Pero qué ventajas concretas tiene y por qué es útil su adquisición:

  1. Mejora la postura corporal. Sobre todo en los primeros meses del bebé las tomas son muy cortas y los músculos de la madre no se relajan del todo, produciendo dolores de espalda, brazos y en última instancia de los hombros. Debido sobre todo al peso que soportan cuando amamantan a su hijo en los brazos. Durante el día puede ser menos cansado, sin embargo, por la noche es agotador. El cojín ayuda a no tener que cogerlo en brazos y evitar esas molestias. 
  2. Acceso más sencillo al pecho. Dada la forma redondeada de la almohada ayuda al bebé a guiarse muy fácilmente hacía el seno de la madre. Esto ocurre incluso tumbadas. Solo debes poner al niño encima del cojín y este accederá al pecho casi sin esfuerzo mientras estás descansando en la cama. Luego, puedes volver a dejarlo en la cuna o acomodarlo para que descanse en el cojín.
  3. Antes y después del embarazo. Muchos tipos no solo sirven para amamantar al bebé, sino también a dormir mejor durante el periodo de gestación. La madre puede agarrarse al cojín, subiendo una pierna, y su relleno suave le ayudará a dormir mejor en una postura que se sienta cómoda. No hace falta comprar dos cojines distintos, pues este ya sirve para ambas cosas.
  4. Uso a largo plazo. Por último, hay que destacar que no solo se utilizará unos meses, porque al fin y al cabo es una almohada, aunque con la forma adaptada para nuestro objetivo. Por eso, servirá para más usos a lo largo de su crecimiento como relajarse, aprender a sentarse o incluso a caminar. Es una inversión que durará mucho tiempo en casa y mejorará vuestro bienestar.

5 Consejos para comprar una almohada para amamantar top

Tras probar los diferentes modelos del mercado y analizar sus características, hemos considerado que los siguientes puntos son los más importantes a tener en cuenta cuando queremos adquirir una buena almohada de lactancia: 

  • Estilo. Uno de los aspectos más importantes es qué forma tiene. Hay dos estilos: en forma de C que se coloca alrededor del estómago y los que se sitúan en torno a la cadera de la madre. Sin embargo, estos podrán atarse en muchas ocasiones adquiriendo diferentes formas. Lo más recomendable es comprar el estilo que te resulte más cómodo, si lo vas a usar solo para la lactancia, entonces, lo mejor es adquirir uno de apoyo en forma de C, sin necesidad de que sea flexible.
  • Material. Es relevante saber cuáles son los elementos que forman la tela y el interior del cojín. Primero, para asegurar una mayor comodidad en la lactancia y en el descanso del bebé, si lo utilizamos para acomodarlo. Lo mejor es el algodón suave y que sea hipoalergénico. Segundo, es importante para que se pueda lavar con facilidad y no pierda su forma ni su utilidad. Es recomendable que sea un modelo con funda, eso evitará que el material interior se vea perjudicado.
  • Tamaño. También debemos saber cómo de grande lo queremos. No es lo mismo utilizarlo solo para la lactancia que para más usos, incluido el reposo durante el embarazo. En este último caso, debe ser más largo, de al menos 170 cm. Si, por el contrario, nos basta solo para amamantar al bebé y como cojín para su mejor descanso, debemos buscar un tamaño más acorde a su cuerpo, unos 60 cm de largo y alrededor de 40 cm de ancho para un apoyo más cómodo de su cabeza.
  • Versatilidad. Las madres valoran que se pueda emplear en más usos. Uno de ellos es durante el embarazo. Pero no solo eso, también para que el bebé pueda dormir, jugar o aprender durante su crecimiento. En el caso de la madre, puede servir incluso para leer en la cama. En todo caso, te recomiendo uno que sirva para antes y después del parto, pues en los últimos meses de embarazo y en los primeros de alimentación lo vas a utilizar mucho y será lo mejor para tu comodidad.
  • Almacenamiento. Algunos tipos incorporan bolsillos para guardar objetos importantes durante la toma, como pueden ser juguetes para entretenerlo, un biberón o un sacaleches. No es imprescindible, pero es muy útil sobre todo para los primeros meses, que te levantarás en plena madrugada, evitando tener que buscarlos. Y si con el tiempo lo utilizas para que tu bebé juegue, podrás meter otras cosas. Eso sí, evita que tenga cremalleras para que el niño no se haga daño. 

Los 5 Mejores cojines de lactancia

1. Niimo ALPHA XXL

1. Niimo ALPHA XXL VER OFERTAS EN AMAZON

Es uno de los modelos más versátiles del mercado.

Especificaciones

  • Edad recomendada: Del embarazo a los 3 años
  • Estilos disponibles: 13 (corazones, estrellas, lunares..)
  • Relleno: Fibra de silicio
  • Longitud: 2 m (interior) y 1,5 m (exterior)
  • Forma: Circular y Semicircular

Este modelo Niimo ALPHA XXL es una almohada compuesta totalmente de algodón, para proporcionar un mayor comodidad a la madre durante su periodo de gestación. Dispone de dos posiciones, puedes dejarla en su longitud máxima en las ocasiones en las que necesites descansar tumbada y puedes recogerla en forma de C con un práctico botón para dar el pecho a tu bebé de forma sencilla o para leer en la cama. 

También puedes usar ese botón para unir dos cojines y crear una original zona de juego para tu bebé. Incorpora un revestimiento extraíble de algodón suave que puedes lavar fácilmente en la lavadora, gracias a su cremallera. Aunque es conveniente seguir las indicaciones del fabricante antes de lavar. Esta cremallera está oculta para evitar que tu niño pueda hacerse daño con ella. 

Además, dispone de un tamaño amplio para adaptarse a la posición y estructura de cada madre. El fabricante te da la posibilidad de escoger entre más de diez colores y estilos distintos según tus preferencias personales, como dibujos de animales o formas estrelladas, círculos o corazones, entre otros. 

PROS:

  • Materiales de calidad
  • Varias posiciones
  • No produce calor

CONTRAS:

  • Relleno no muy denso
  • Menos cómodo para la lactancia

2. Koala Babycare

2. Koala BabycareVER OFERTAS EN AMAZON

La versión más cómoda para los primeros meses de lactancia.

Especificaciones

  • Posiciones: 6 (lateral, sentada, reductor, lactancia…)
  • Colores disponibles: 6 (lunares rojos, azules, grises…)
  • Forma: Semicircular y nido
  • Relleno: Poliéster siliconado
  • Longitud: 2,15 metros
  • Lavar a máquina: 60º cojín y 30º funda

El modelo Koala Babycare es una almohada ortopédica muy útil para el descanso de las embarazadas, pero también su relleno denso y cómodo de algodón lo hace muy cómodo para dar el pecho a tu bebé. Se trata de un modelo muy grande que puede ayudar a las madres que requieran o prefieran una longitud mayor. 

Puede utilizarse bien abierto al completo o cerrarlo gracias a sus cuatro cordones incorporados, que puedes atar para hacer su forma de nido. Además, viene embalado al vacío para que sea totalmente higiénico y puedes reutilizar la bolsa para guardarla cuando no necesites usarla y mantenerla siempre limpia y segura para tu niño. 

También es una versión que puede adaptarse a diferentes propósitos, pues dispone de hasta seis posiciones distintas. Es muy útil como reductor de cuna, para que tu pequeño se sienta cómodo mientras duerme, aunque se recomienda siempre la supervisión de los padres para evitar que pueda hacerse daño, sobre todo si aún es muy pequeño. 

PROS:

  • Puedes guardarla fácilmente
  • Multifuncional
  • Diseño suave

CONTRAS:

  • Puede ser grande para algunas mujeres
  • Debe lavarse a bajas temperaturas

3. Niimo Selva

3. Niimo SelvaVER OFERTAS EN AMAZON

El cojín que más ayuda al aprendizaje y desarrollo de tu niño.

Especificaciones

  • Posiciones: 6 (aprender a sentarse, tumbarse, dar el biberón…)
  • Estilos disponibles: 13 dibujos (selva, estrella, pez, corazón…)
  • Funda: Extraíble e intercambiable
  • Diseño: Forma de C
  • Relleno: Fibra de poliéster

El cojín Niimo Selva puede ser un gran apoyo para el desarrollo de tu bebé, gracias a que puede servir para darle el pecho o el biberón en sus primeros meses, pero también para descansar, jugar o aprender a sentarse recto. Si bien, siempre es muy importante la supervisión paterna para que no haya ningún accidente.

Tiene un relleno denso y cómodo, así como unas fundas suaves fabricadas en algodón para que pueda estar seguro. Puedes comprar todas las fundas que desees e irlas intercambiado para cambiar el color o que pueda ser funcional mientras estás lavando otra. Así como para adaptarte a su crecimiento continuo. 

Su diseño proporciona bastante estabilidad también para amantarlo y se adapta a todo tipo de mujeres. Realmente pesa muy poco y puedes transportarlo fácilmente a cualquier lugar. Además, puedes encontrar diferentes diseños, para que adquieras el que mejor se adapta a tus preferencias y gustos personales. 

PROS:

  • Sencillo de guardar y transportar
  • Relleno denso
  • Buena calidad precio

CONTRAS:

  • Estrecho para la cintura
  • No sirve para dormir durante el embarazo

4. Jané S76

4. Jané S76VER OFERTAS EN AMAZON

La versión que mejor evita los dolores de brazo y cuello.

Especificaciones

  • Edad recomendada: De 36 meses a 3 años (fabricante), de 0 a 4 años (vendedor)
  • Estilos disponibles: Único
  • Diseño: Forma de C
  • Relleno: Poliestireno expandido (bolitas)
  • Accesorios: Cojín para la cabeza

Este modelo Jané S76 es una versión unisex adecuada para cualquier bebé y con unas medidas reducidas, perfecto para cuando son pequeños y quieres darle el pecho. Su tejido y relleno no es rígido, pudiendo adaptarse a la forma de cintura de la madre y al tamaño del bebé. Tiene una forma totalmente envolvente y ligera. 

Además, esta almohada incluye un pequeño cojín para que la madre pueda apoyar el brazo y la cabeza de su niño de una forma mucho más cómoda. La altura que le proporciona ayuda a que la cabeza esté más alta y alcance mejor el pecho, sin necesidad de forzar el brazo, el cuello o los hombros de la madre. 

Su tejido es de algodón, de modo que tiene una textura suave y agradable. Asimismo, tiene una funda extraíble que puedes lavar fácilmente a máquina, aunque tienes que tener cuidado y leer bien las indicaciones que incluye el fabricante en el manual, para evitar estropear la almohada durante el lavado. 

PROS:

  • Fácil de moldear
  • Grosor adecuado
  • Buenos materiales

CONTRAS:

  • Puede deformarse con el tiempo
  • Coste elevado

5. Chicco Boppy

5. Chicco BoppyVER OFERTAS EN AMAZON

El mejor modelo si buscas una almohada firme.

Especificaciones

  • Edad recomendada: De 0 meses en adelante
  • Estilos disponibles: 7 dibujos (princesa, bosque, nubes…)
  • Materiales: Fibra de poliéster
  • Funciones: 6 (Equilibrio, digestión, relajación…)
  • Limpieza: Lavadora y secadora

El cojín Chicco Boppy es un modelo original y divertido que puedes adquirir en diferentes diseños según tus preferencias y gustos. Fabricado con una tela de algodón de textura suave para tu bebé, pero con un relleno rígido que proporciona una postura cómoda tanto para el bebé como para la madre, ya que evita que se hunda mientras le das el pecho.

Su interior está fabricado con fibra resistente que evita que se deforme fácilmente, de hecho, puede lavarse a máquina y meterlo en la secadora posteriormente. Aunque, es recomendable revisar bien el manual de instrucciones que incluye, para anotar la temperatura o los productos adecuados para su limpieza y que no se estropee.

La misma empresa vendedora tiene un observatorio donde testan sus productos, para que sean seguros. Y es recomendable para todas las edades del niño, pues puede ser servir para un propósito distinto a cada edad: desde la lactancia hasta ayudar a mantener el equilibrio y sentarse cuando tiene más de nueve meses. 

PROS:

  • Diseño sólido
  • Ergonómico
  • Muy versátil

CONTRAS:

  • El grosor puede variar entre unos estilos y otros
  • Relleno rígido

Cómo amamantar usando un cojín de maternidad

Te estarás preguntando por qué existe está sección en la guía, y es que aunque coger un cojín para amamantar parece una tarea sencilla, no siempre se hace de la forma correcta. Para evitar dolores es importante escoger la postura adecuada. Para ello, te damos unos sencillos pasos. 

1. Coloca la almohada

Lo primero que debes hacer es colocar el cojín de lactancia bien a lo largo del cuerpo, si estás tumbada, o por el abdomen si estás sentada. Asegúrate de que está bien colocado, verás que es muy fácil, aunque dependerá del modelo que adquieras. Lo puedes usar incluso de lado para acercarlo más hacia el pecho que le toque o cuando debes amamantar a tus gemelos.

2. Apoya al niño en el cojín

Cuando esté en la postura adecuada debes poner encima al bebé o bien alrededor si este es muy fino y lo utilizas tumbada. Esto te permitirá descansar los brazos sobre el cojín y evitar que se mueva o se desajuste la postura adecuada. Mantén siempre la espalda recta o apoyada en el respaldo para prevenir molestias. Relaja los hombros y los brazos alrededor de tu bebé. Si estás tumbada, mantén una mano sujetando su espalda para evitar que se vaya hacia atrás.

3. Alinea el cuerpo del bebé

Uno de los problemas más habituales es que la posición del niño durante la lactancia no sea la correcta impidiendo una buena alimentación o que provoque dolor en la madre. Ya estés tumbada, sentada o de pie, debes asegurarte de alinear el cuerpo del bebé formando una línea recta entre su cabeza, hombro y cadera. Debe estar paralelo a ti y, además, su vientre debe tocar el tuyo, para que pueda estar dirigido hacia el pecho.

Guía de compra de una almohada de lactancia

No es sencillo escoger la opción que más se adapte a ti, puede que aún tengas muchas dudas antes de comprar el mejor producto para ti y tu bebé. Te ayudamos a resolver algunas cuestiones importantes mediante esta guía de compra.

Tipos de ​almohada para amamantar que existen

Muchos modelos con características diferentes existen en el mercado, algunos son más largos, otros más anchos, algunos de materiales concretos. Cada uno de ellos están creados para objetivos completamente distintos. Pero ¿cuál se adaptará mejor a tus circunstancias? Veamos los tipos que hay y en qué se distinguen para que puedas elegir mejor el tuyo:

  1. Cojines de lactancia en forma de herradura: Este tipo de almohada está pensado principalmente para estar sentada, aunque muchos tipos son versátiles y te permiten otros usos. Es muy cómodo ya que se adecua muy bien a tu bebé y evita los dolores de espalda cuando tienes que sentarte. Suelen ser más rígidos e incluso ajustables para evitar que el bebé se mueva y puedas relajarte, evitando la tensión en hombros y brazos.
  2. Cojines de lactancia en forma de churro: Estos cojines son muy versátiles, pues no solo te permiten dar el pecho a tu bebé sentada, situándolo alrededor de tu vientre, sino también tumbada. La mayor ventaja es que puedes usarlo durante el embarazo, para un mayor descanso ya que puedes abrazarte a él, o para otros usos como ver la televisión.
  3. Cojines de lactancia para gemelos: Permite acoplar dos bebés en el mismo cojín gracias a que tiene dos soportes para sus cabezas. No tendrás que quedarte más tiempo despierta para amamantar a cada uno por separado o bien evitar que en un mismo cojín se desajusten y no tengan la postura adecuada para su alimentación o para el dolor de pecho de la madre.
  4. Cojines de lactancia para viajes: Son más pequeños y ligeros, lo que te permite llevarlo a cualquier parte. Además, los hay de muchos modelos, por ejemplo, aquellos que se ajustan directamente al brazo haciendo un soporte más cómodo y acolchado para el bebé. Son plegables para que puedas guardarlos en el bolso o en tu maleta.

Comodidad para ti y tu bebé

Si decides adquirir una almohada es imprescindible que sea cómoda, sino no tendrá ningún sentido. Es fundamental la comodidad para el bebé, pero también para la madre. Por eso, es importante el modelo a elegir, así como sus materiales. Lo más recomendable es un cojín semirrígido, si es demasiado blando el bebé se hundirá facilidad y eso impedirá una lactancia cómoda. Si es demasiado duro, el niño no estará a gusto. Es muy acertado que sea más ancho para que el bebé pueda estirarse.

También es relevante que se pueda ajustar adecuadamente a la cintura de la madre, para evitar que se abra y tenga que ejercer fuerza. Así como que permita apoyar los brazos para relajarse. Incluso algunos modelos incluyen correas para las lumbares, importante cuando la alimentación dura mucho tiempo. Además, debe permitir que la madre tenga la espalda recta para evitar una postura incómoda que le perjudique a su columna a largo plazo.

Consejos para amamantar con un cojín de maternidad

Aunque para dar el pecho siempre se requieren unos pasos básicos y que se aprenden con la práctica, es conveniente apuntar algunos consejos para que el proceso con la recién adquirida almohada sea mucho más satisfactorio para ambos.

  • Colocar el seno adecuadamente: Es recomendable sujetar al bebé colocando la mano contraria a la del pecho por debajo de su cabeza. Con la otra formarás una especie de C cogiendo tu pecho y acercárselo desde la nariz acercárselo para que sepa buscarlo.
  • Alinea la posición del bebé: Debe estar en la posición correcta para evitar que no pueda agarrarse bien. Si aún es muy pequeño lo mejor es abrazarlo con las dos manos y apoyar estas en el cojín para descansar los hombros y relajar la postura. También puedes situarla en el costado para que se acerque más al pecho que le estés dando.
  • Sujeta su espalda: Si estás dandole el pecho tumbada es conveniente que sujetes con la mano contraria a la del pecho su espalda para evitar que vuelque. Aunque pongas el cojín detrás, los bebés tienden a perder el equilibrio más fácilmente y se pueden atragantar con la leche.
  • Almohada extra: Es aconsejable que el cojín que compren venga con una cojín pequeño extra para apoyar su cabeza durante la lactancia. Aunque esté sobre la almohada más grande, algunos bebés son más pequeños y no llegan bien al pecho, así que esta es una muy buena opción.

Limpieza y cuidado de tu almohada de lactancia

Nuestro pequeño aún está en desarrollo y queremos que esté lo mejor posible. Por eso la limpieza de la almohada tiene que ser perfecta para no estropear sus materiales ni que afecte a la piel de nuestro bebé si utilizamos productos demasiado fuertes. Sigue estos sencillos pasos para una limpieza adecuada:

  1. Limpieza de la funda: Saca la funda que recubre tu cojín de lactancia para lavarla. Al ser de tela, al igual que un cojín normal, puedes lavarla en la lavadora sin ningún problema con el resto de su ropa. Pero revisa primero en tu modelo cuáles son los programas y la temperatura que admite.
  2. Limpieza del relleno: También es conveniente que limpies el relleno interior, ya que la tela lo cubre pero no impide que la leche o cualquier otra cosa traspase el material. Lávalo solo y a una temperatura baja de unos 30º. Si tiene funda interior, a parte de la exterior, puedes lavarlas juntas.
  3. Detergentes y suavizantes: Tanto en la funda como en el relleno es aconsejable no utilizar suavizantes. Debes tener en cuenta que su piel es más delicada y más cuando aún son tan pequeños. En cuanto al detergente adquiere el más natural y si puedes que sea hipoalergénico.
  4. Secado: En cuanto se haya lavado podemos tenderlo en el exterior y que se seque naturalmente o bien utilizar la secadora. Si usas este último, no lo ponga a una temperatura alta e intenta que haya espacio suficiente para que se mueva.
  5. Planchado: Obviamente el relleno no debe plancharse una vez seco estará listo para usar. En cuanto a la funda, podrá plancharse sin problema a una temperatura media. Cuando esté dispuesto, podrás volver a ponerla y estará preparada para usar.

Dudas que puedes tener

¿Hasta cuándo debería usar mi cojín de maternidad?

No hay fecha límite para su uso, si bien pasados los seis primeros meses ya podrá dejar de utilizarlo. En ese entonces su bebé se habrá acostumbrado a la lactancia y tendrá más control sobre su cabeza.

¿De qué material están rellenos las almohadas para amamantar?

Dependerá del tipo de cojín que compremos, aunque lo más habitual son el algodón, que es más suave y cómodo, o de poliéster, un material algo más rígido y que es más fácil de lavar.

¿Puedo meter mi cojín de lactancia en la lavadora?

Sí, pero siempre asegúrate de comprobar las indicaciones del fabricante en cuanto a la temperatura y el programa de lavado. En todo caso, si lavas el relleno o el cojín entero debe ser a no más de 30º de temperatura para que no se dañe el material.

Más artículos de bebé que te pueden interesar

  • Amamantar a tu bebé a veces no es fácil, no tenemos tiempo o simplemente estamos de viaje y no nos apetece, no te preocupes porque puedes hacerlo más fácil para ti o para otra persona sacando la leche antes. Para eso echa un ojo a nuestra guía de compra de los mejores saca leches para madres. Conseguirás el mejor alimento de una forma más cómoda.
  • Necesitarás cambiar los pañales a tu bebé y hacerlo de la mejor manera es importante para tu comodidad y la del bebé, por eso te aconsejamos que leas nuestra comparativa de los mejores cambiadores de bebé. Para que la rutina sea mucho más fácil y divertida para los dos.
  • Si buscas una bañera de bebé que te ayude a bañar cómodamente a tu peque y con seguridad, te recomendamos revisar nuestras guías de las mejores bañeras hinchables para bebé y mejores asientos de bañera para bebé.
  • Has decidido no amamantar a tu niño, ya has terminado de hacerlo o simplemente quieres combinar ambas cosas y te toca darle biberones. Entonces es el momento de echar un vistazo a nuestra guía de compra con los mejores calienta biberones del mercado, para no equivocarte al elegir el mejor. Y para una limpieza óptima de ellos, evitando que nuestro bebé se enferme, te recomendamos ver nuestra comparativa de los mejores escurre biberones o esta otra de esterilizadores de biberones.
  • Tu pequeño va creciendo y comienza a dar sus primeros pasos, pero eso puede ser peligroso cuando lo dejamos solos para hacer nuestras cosas. Si te preocupa lo que pueda pasarle, entonces debes ojear nuestra comparativa con los mejores andadores de bebé del mercado. Así, estarás seguro de que no se hará daño y podrá moverse por toda la casa sin riesgo alguno. Si, por el contrario, es de los que les gusta jugar en el suelo, evita golpes indeseados leyendo nuestra guía de compra de las mejores alfombras infantiles.
  • Si estás pensando en vigilar su sueño y acudir se necesita algo, entonces te interesa leer nuestra comparativa de los mejores vigilabebés del mercado. Con esta cámara podrás estar tranquilo de que cualquier problema que le ocurra a tu pequeño podrás verlo en la pantalla y acudir de inmediato. Y para que el bebé tenga un mejor descanso y seguro, no dudes en revisar nuestra guía de compra de las mejores barreras de cama para bebé, con el que se sentirá muchos más tranquilo.
  • Un momento importante de la vida del bebé es cuando empieza a dormir solo en su cuna y como los padres queremos asegurarnos de su bienestar pues buscamos accesorios que hagan esta transición más fácil. Uno de esos accesorios son los reductores de cuna que permiten a tu bebé dormir cómodo y seguro.
  • Cuando los niños son pequeños nos habituamos a adquirir un carrito de bebé directamente sin pensar que puede ser mucho más cómodo y seguro llevarlo junto a nosotros. Echale un vistazo a nuestra guía de compra de las mejores mochilas portabebés, donde podrás analizar una opción muy interesante que te permite más libertad y evita la posibilidad de que el carrito pueda perderse o que alguien se lo lleve. Y para viajes más largos, te recomendamos elegir las mejores cunas de viaje.
  • Los chupetes para recién nacidos es uno de los artículos en el que la mayoría de los padres confía gracias a que ayudan a calmar al bebé y a conciliar el sueño. Entra en nuestra comparativa de los mejores chupetes para recién nacidos y elige el tuyo.
  • A veces, los bebés experimentan períodos prolongados de incomodidad y esto puede dejar desconcertados para los padres. Tanto si eres madre o padre primerizo o experimentado sabes que no hay dos niños iguales. Entonces, ¿qué sucede cuando tu bebé llora por varias horas sin parar? Si tu bebé recoge sus piernas, llora a la misma hora del día y parece tener dolor, entonces probablemente sufre de cólicos. En esta guía de biberones anticólicos te recomendamos los mejores para ayudar a tu bebé.
  • Amamantar puede ser un proceso emocionante y un poco complicado también, pero gracias a los cojines de lactancia la experiencia puede hacerse más fácil y llevadera. Visita nuestra comparativa de los mejores cojines de lactancia y encuentra el ideal para ti.
  • La combinación entre un triciclo y cochecito tiene unos grandes beneficios que ayudan al desarrollo motriz y físico de tu bebé. Además, le aporta diversión y entretenimiento. No dudes más, y entra en nuestra comparativa de los mejores triciclos evolutivos para tu bebé.
  • Y aquí más guías y comparativas de los mejores productos para bebé: tronas de bebé.
Contacto - Politica de privacidad - Afiliados Amazon - Politica de cookies - Aviso Legal - DMCA.com Protection Status