Los Mejores Transportines Gato para Viajar con tu Mascota sin Preocupaciones

Cuando buscas un transporte para viajar quieres seguridad, comodidad y buen precio. Pues los mismos factores deberás buscar para tu gato cuando necesites transportarlo en coche, tren, avión o llevarlo al veterinario.

Elegir un buen transportín para tu felino es una inversión que vale la pena. Uno de buena calidad y adaptado a sus necesidades le dará seguridad y, como consecuencia, conseguirá que el gato se estrese menos durante el viaje.

Por ejemplo, un gato nervioso y suelto por el coche puede distraerte mientras conduces y provocar un accidente ya que puede trepar a cualquier parte, meterse debajo de los pedales o saltar por el salpicadero y el volante.

Cuando vas a la tienda de mascotas o empiezas a buscar online información sobre este producto, te das cuenta de que hay infinidad de modelos como plegables, rígidos, de tela, en forma de mochila, etc. Entonces es cuando te abrumas y no sabes cuál elegir.

Pero no te preocupes. Hemos creado la siguiente comparativa con los mejores transportadores de gatos del mercado para que tengas toda la información que necesitas saber antes de tomar una decisión.

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN ESTA GUÍA?

  1. Los 5 mejores transportadores de gatos de 2022
  2. Consejos y recomendaciones para comprar un transportín para gatos

¿Qué hemos tenido en cuenta en esta comparativa?

Cuando los mininos se sienten estresados, les gusta hacerse invisibles y esconderse en sitios cerrados, cómodos y oscuros. Estos factores, junto con los que te presentamos a continuación, hay que tenerlos en cuenta para tomar la decisión de compra:

  • Uso: Debes tener claro qué uso le vas a dar, si es para llevarlo al veterinario o para viajar en coche, tren o avión. Si es para el veterinario, uno tipo mochila que pese poco es perfecto porque tendrás que llevarlo caminando, mientras que si vas en medio de transporte es mejor optar por un material más rígido que lo proteja de golpes.
  • Tamaño: Debería tener de 7 a 10 cm de espacio en todos lados para que pueda ponerse de pie, sentarse o girarse sin chocarse con las paredes. Cómprale uno de tamaño estándar, con uno muy grande va a estar moviéndose y podría hacerse daño. Si lo vas a usar para viajes largos, debería tener espacio suficiente para los cacharros del agua y la comida.
  • Puntos de acceso: Debería permitirte meter y sacar a tu pequeño de forma rápida y eficiente. Lo ideal sería hacerte con uno que se abra por arriba, ya que es mucho más fácil y cómodo de manejar que si lo haces desde una puerta frontal en donde tu visibilidad es casi nula.
  • Ventilación: Primordial que el transportín tenga buenos conductos de ventilación para que fluya el aire por el interior, se reduzca el calor y el gato pueda respirar bien. Pero también hay que tener en cuenta que no tenga muchas aberturas porque podrían intimidarlos y hacerlos sentir inseguros.
  • Fácil de limpiar: Tus comodidades también debes tenerlas en cuenta a la hora de elegir este accesorio. Por eso, busca un modelo que sea fácil de limpiar y desinfectar. Además, si trae una almohadilla removible y que se puede meter en la lavadora, muchísimo mejor.

Los 5 Mejores transportines para gatos

1. Transportín de 2 puertas de Amazon Basics

1. Transportín de 2 puertas de Amazon Basics VER OFERTAS EN AMAZON

Con ventilación en los laterales, parte superior y parte trasera.

Especificaciones

  • Dimensiones: 58x15x33 cm
  • Método de carga: Carga superior
  • Nº de puertas: 2
  • Carcasa: Dura
  • Peso: 1,15 kg
  • Color: Azul

Este Transportín de 2 puertas de Amazon Basics es el accesorio que tu gato y tú necesitáis para cuando tenéis que ir fuera de casa de viaje, de visita al veterinario, etc. Está totalmente diseñado para que tu mascota vaya segura y cómoda en su interior y tiene dos puertas de entrada para facilitarte la introducción del gato al cacharro.

Este diseño de dos puertas con carga superior está pensado para que tengas dos opciones diferentes para meter a tu gato en el interior, ambas son de fácil acceso para hacer que esta experiencia sea lo menos traumática posible para el pequeño bigotes, que ya sabemos lo mal que lo pasa en este tipo de situaciones.

Este modelo también es muy práctico ya que su puerta superior se puede abrir tanto hacia la derecha como a la izquierda. Su puerta frontal, de alambre de acero, incluye un pestillo con soporte para que no se abra mientras el transportín esté en movimiento. Además, su sistema de ventilación es muy óptimo ya que le entra aire por los cuatro lados del accesorio.

PROS:

  • Puedes meter a tu mascota fácilmente
  • Sistema de apertura con resorte
  • Puerta superior con asa y pestillos

CONTRAS:

  • Carcasas de plástico algo endebles

2. Transportador para gatos de PET MAGASIN

2. Transportador para gatos de PET MAGASINVER OFERTAS EN AMAZON

Perfecto para viajar en coche y en avión.

Especificaciones

  • Dimensiones: 45,7×27,9×25,4 cm
  • Método de carga: Carga lateral
  • Nº de puertas: 1
  • Carcasa: Flexible
  • Peso: 1 kg

Si te vas de viaje en coche o en avión y te vas a llevar a tu gato contigo, necesitas un transportín que cumpla los requisitos marcados por las aerolíneas. El Transportador para gatos de PET MAGASIN está homologado por las principales compañías aéreas y tiene todas las características necesarias para que tu gato viaje cómodamente en avión.

Este transportín pesa muy poco, menos de un kilo, y tiene una correa para que puedas llevar a tu gato colgando del hombro, por lo que te viene genial que pese tan poco. Además, su interior está acolchado para que el minino no sufra ningún golpe con el ajetreo del viaje, tiene un cinturón para que lo amarres y es resistente al agua.

Destacar también que es robusto, seguro, fácil de limpiar y de guardar. Debajo del acolchado de su parte inferior el suelo es fuerte y rígido para proteger al gato de lo que ocurra en el exterior y además, tiene muy bien sistema de ventilación ya que tiene malla de rejilla en sus laterales. Importante saber también que se puede plegar para un mejor almacenamiento.

PROS:

  • Para gatos de pequeño tamaño
  • Se ajusta a las dimensiones de debajo del asiento del avión
  • Es flexible para poder llevarlo cómodamente en transporte público

CONTRAS:

  • Para el dueño puede resultar un poco incómodo su transporte

3. Transportín de viaje Morpilot

3. Transportín de viaje MorpilotVER OFERTAS EN AMAZON

Incluye alfombrilla interior que se puede quitar y lavar.

Especificaciones

  • Dimensiones: 30×7,6×46 cm
  • Método de carga: Carga lateral y superior
  • Nº de puertas: 2
  • Material: Poliéster
  • Carcasa: Flexible
  • Peso máximo recomendado: 7 kilos

Cada vez hay más gatos que se están yendo de viaje con sus dueños y, por eso, está creciendo la necesidad de fabricar transportines especialmente para ellos. Es el caso del Transportín de viaje Morpilot, un accesorio totalmente diseñado siguiendo las medidas estipuladas por las aerolíneas para viajar debajo del asiento del avión.

Lo que más nos gusta de este transportador para gatos es que viene equipado con una alfombrilla de lana que hace la función de cama para que tu gato pueda descansar plácidamente en los viajes que sean más largos. Esta alfombrilla, además, es extraíble y se puede lavar a mano con agua y jabón.

Este modelo está fabricado en poliéster de grado duradero y, para mantenerlo robusto y fuerte, tiene justo debajo una estructura más dura que le sirve como soporte y le da estabilidad. Además, tiene mallas transpirables en tres de sus laterales para favorecer la circulación del aire en su interior para que tu gato pueda respirar con normalidad.

PROS:

  • Con correa interior para mayor seguridad
  • Hebillas y cremalleras de metal
  • Malla de rejilla transpirable

CONTRAS:

  • La estructura es un poco blanda y puede deformarse

4. Bolsa de transporte para gatos de Lionto By Dibea

4. Bolsa de transporte para gatos de Lionto By DibeaVER OFERTAS EN AMAZON

Totalmente flexible para un fácil almacenamiento.

Especificaciones

  • Dimensiones: 50x34x36 cm
  • Método de carga: 2 cargas laterales y una superior
  • Nº de puertas: 3
  • Estructura: Aleación de acero
  • Carcasa: Flexible
  • Peso: 2,3 kg

La Bolsa de transporte para gatos de Lionto By Dibea es un transportín bastante útil si tienes otras mascotas en casa como perros u otros animales de pequeño tamaño ya que también está diseñado para ellos tanto para ir de viaje como a las citas de su veterinario. Es una bolsa que puedes llevar muy cómodamente colgada en el hombro porque pesa muy poco.

Aunque es flexible para poder plegarse y guardarla en cualquier rincón de casa, tiene una estructura muy resistente de tubos de aleación de acero que es la que se encarga de darle toda su estabilidad. En su interior, tiene una almohadilla muy blandita para que el animal vaya muy cómodo y tranquilo. Esta es extraíble y se puede lavar.

Un punto muy a su favor es su sistema de circulación de aire ya que sus 4 laterales son ampliamente grandes y cada uno de ellos está hecho de rejilla de malla, el mejor material que hay en el mercado para la transpiración del gato. Además de proporcionarle un flujo de aire continuo, el animal también podrá ir viendo el exterior.

PROS:

  • Estructura resistente de aleación de acero
  • Fácil de plegar y de guardar
  • Limpieza rápida y sencilla

CONTRAS:

  • No está homologada para el transporte en avión

5. Kerbl Expedion

5. Kerbl ExpedionVER OFERTAS EN AMAZON

Para los dueños que tengan un presupuesto más ajustado.

Especificaciones

  • Dimensiones: 45x30x30 cm
  • Método de carga: Frontal
  • Nº de puertas: 1
  • Material: Plástico
  • Carcasa: Dura
  • Peso: 500 g

Cierto es que, cada vez, hay más modelos en el mercado de transportines para que los gatos puedan viajar allá donde sus dueños vayan. Si no quieres comerte mucho la cabeza y prefieres comprarle un accesorio que sea básico, entonces el modelo Kerbl Expedion tiene todo lo que andas buscando, calidad, protección y seguridad para tu gato a buen precio.

Este transportín pesa poquísimo, solo medio kilo, así que te será muy fácil transportarlo ya que, para ello, también trae incorporada un asa superior totalmente ergonómica que se adapta a tu mano para un mejor agarre. En su interior, además, tiene un enganche para que puedas sujetar en él la correa de tu gato y llevarlo así más seguro.

Sinceramente, aunque es un modelo básico y económico, hay una cosa que no nos convence de él y es que solo tiene una puerta de carga y, encima, se hace por la parte frontal. Este tipo de carga frontal es la más traumática para los gatos porque pueden ver que lo que está pasando, se ponen más nerviosos e intentan huir.

PROS:

  • Pesa muy poco
  • Tiene un asa superior para transportarlo
  • En su interior tiene un enganche para un cinturón de seguridad

CONTRAS:

  • Solo tiene una puerta frontal para meter al gato

Cómo viajar con tu gato usando transportín

No te vamos a mentir. Meter a tu bigotudo en un transportín para gatos es todo un suplicio. Se ponen muy nerviosos y cuesta mucho meterlos dentro. Pero que no cunda el pánico. Te dejamos aquí unos pasos muy fáciles de seguir para que el proceso para ambos sea mucho más llevadero:

1. Mete una toalla o papel de periódico en el interior

Es muy importante que, antes de meter a tu gato dentro, coloques una toalla, una almohadilla absorbente o un papel de periódico en el interior ya que, por el estrés y los nervios que va a pasar el pequeño, es muy probable que se orine durante el viaje y necesitarás algo que pueda absorber el pipí.

2. Coloca el transportador en buena posición

Antes de meter al gato, es necesario tener colocado el producto en una posición que sea lo más cómoda para los dos, tanto para el gato como para el dueño. La mayoría de modelos tienen la puerta de entrada en el frontal y lo que habría que hacer es poner el transportín en vertical con la puerta frontal abierta hacia arriba.

3. Pega el transportador contra la pared

Va a ser inevitable que el gato se mueva, por eso, vamos a intentar poner todas las medidas que podamos para realizar el proceso lo más rápido posible y evitar caídas. Por eso, la situación ideal es que dejes caer el artefacto contra la pared, para que tenga un punto de apoyo y algo de más estabilidad.

4. Coge a tu gato

Tienes que levantarlo de una forma segura y que quede pegado de espaldas a tu pecho. Para ello, te aconsejamos que lo envuelvas con un brazo por la parte trasera y, a su vez, sujétale las patas traseras con esa mano. El otro brazo debes colocarlo justo debajo de su pecho.

5. Mételo dentro

Llegó la hora del momento crucial, meter al gato en el interior. Para ello, la primera parte de su cuerpo que debes meter es la trasera, así el gato no se dará cuenta de lo que está pasando y se sentirá más seguro y confiado. Si por un casual se resistiera, espérate a que se calme antes de volver a intentarlo.

6. Cierra la puerta

Cuando veas que está tranquilo y seguro dentro, cierra el pestillo de la puerta y vuelve a colocar, con mucho cuidado, el accesorio en su posición inicial horizontal. Si se portó bien, podrías darle chucherías como recompensa para que haga una asociación positiva de la situación que acaba de pasar.

Guía de compra de un transportín para gatos

Elegir el transportín para gatos que mejor le viene a tu mascota es una responsabilidad muy importante. Que tu gato se sienta cómodo y agusto dentro de él es vital para que esté quieto y tranquilo todo el viaje. En la guía de compra que aquí te presentamos tienes todas la claves para acertar con tu compra.

Tipos de transportines

En el mercado hay disponibles muchos tipos diferentes de transportines para gatos. La elección de un modelo u otro va a depender, básicamente, del uso que le vayas a dar, aunque hay algo que todos ellos tienen en común y es que son cómodos y seguros para el pequeño felino de la casa. Los tipos más comunes son:

  • Transportín plegable: Los plegables suelen ser más endebles, aunque cada vez hay más modelos hechos con materiales de mejor calidad que también se pueden plegar y doblar. Como su nombre indica, están diseñados para ser plegados cuando no se estén usando, así que son perfectos si tienes poco espacio en casa para almacenamiento.
  • Transportín rígido: Son los más comunes y fáciles de usar. Suelen ser de plástico duro, así que es muy difícil que tu gato los arañe con sus garras. Son muy fáciles de limpiar, especialmente si tu gato es de los que se marea en los transportes y puede vomitar. Sus mayores inconvenientes es que son muy grandes, pesados y ocupan mucho sitio en casa.
  • Bolsos de tela: Se usan para trayectos a los que vas caminando y necesitas transportar a tu gato, por ejemplo, cuando vais al veterinario. Pesan muy poco y puedes llevarlo colgado al hombro o la espalda. Para los felinos son muy cómodos y se sienten seguros porque van pegados a tu cuerpo, pero les ofrecen menos protección y pueden abrirlo y escaparse.
  • Mochila para gatos: Ideales también para viajes cortos andando o si vas en moto o en bicicleta. Es muy fácil meter al gato dentro porque se abren por arriba, son muy amplias por dentro y muchas llevan ruedas para mayor comodidad. La mayor desventaja es que, al llevar al animal en tu espalda, no podrás verlo.

Además también varían dependiendo de su zona de apertura:

  • Transportines con carga superior: Estos transportadores de gatos están diseñados para los bigotudos a los que les cuesta más entrar y salir. Tienen su abertura en la parte superior del accesorio, lo cual hace que el proceso de entrada y salida del mismo sea mucho más fácil tanto para tu mascota como para ti. Son muy fáciles de desmontar y de limpiar.
  • Transportines con carga frontal: Este modelo es el que tiene la abertura de entrada en alguno de sus laterales, siendo el más común en la parte frontal. Personalmente, no nos gusta mucho este diseño ya que, por la forma en la que hay que introducir al gato, puede ver que lo van a meter en un sitio cerrado y eso hace que se altere y se ponga más nervioso.

La importancia de cómo quieres viajar

Es de vital importancia tener en cuenta qué medio de transporte vais a utilizar para viajar ya que cada uno exigirá medidas y características diferentes, incluso puede que algunas compañías tengan sus propias normas:

  • Viajar con tu gato en coche: Tiene que estar especialmente diseñado y aprobado para viajes en coche porque debe cumplir unas normas básicas de seguridad. Si tu gato es de estatura pequeña, el transportín debe ser rígido y puedes colocarlo encima de un asiento trasero amarrado con un cinturón de seguridad o colocarlo en el suelo entre los asientos delanteros y traseros. Si es de tamaño grande, deberás optar por uno tipo jaula y colocarlo dentro del maletero.
  • Viajar con tu gato en tren: Tener en cuenta la normativa de RENFE sobre viajar con gatos. Si es un viaje de media o larga distancia, el accesorio no puede medir más de 60 X 35 X 35 cm ni pesar más de 10 kg y hay que colocarlo debajo del asiento, por lo que uno de tela sería la mejor opción ya que son más flexibles. Si viajas en Cercanías no importa el tamaño del animal y no hace falta llevarlo en transportador, pero nosotros lo recomendamos.
  • Viajar con tu gato en avión: Para viajar en avión tiene que cumplir con la normativa de la IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo). Dependerá también de las normas de la compañía pero, generalmente, para llevarlo contigo en cabina no puede pesar más de 8 kg, incluyendo tu mascota. Para este caso uno de tela es perfecto, podrás meterlo debajo de tu asiento sin problemas. Si tu gato pesa más, deberá ir en bodega en uno rígido y con buenos cierres.

El tamaño de tu gato

Para encontrar el transportín ideal para tu gato debes tener en cuenta su tamaño. Es primordial que aciertes con su talla ya que, si es muy pequeño, el felino estaría muy estrujado y no podría moverse. En el caso de que le venga grande, podría estar moviéndose para arriba y para abajo con el ajetreo y hacerse daño. Para calcular el tamaño del producto, te puedes ayudar de una fórmula muy fácil para calcularlo.

Para calcular el largo, necesitas medirlo desde su hocico hasta la cola (A) y la medida de sus patas delanteras (B) y se calcula así: A + la mitad de B. Por ejemplo, si A es 75 cm y B 30 cm, el largo del transportín sería 90 cm. Para el ancho, mídele los hombros (C) y multiplícalo por 2. Es decir, si sus hombros miden 30 cm, el ancho del accesorio sería 60 cm. Y, por último, para la fórmula de la altura necesitas medir a tu gato desde el suelo hasta la cabeza (D), siendo aquí la altura del producto D + 2 cm. Visto con un ejemplo, si mide 62 cm de altura, el transportador debería tener 64 cm.

Consejos para que tu gato se acostumbre al transportín

Los felinos le tienen un miedo especial al transportín y se ponen extremadamente nerviosos cuando ven que los van a meter en uno. Por eso es recomendable que, antes de su primer uso, lo vayas acostumbrando poco a poco a él para hacerle sentir que es un lugar familiar y seguro. Para ello, te aconsejamos que realices una serie de acciones en casa para que se vaya familiarizando con él.

Puedes dejarlo en su lugar favorito de la casa, totalmente abierto, para que vea que no es un peligro. Colócale en su interior su mantita preferida para que así, por su propio pie, sienta que es su hogar, la olfatee y entre dentro por sí solo. También puedes ponerle trocitos de su comida alrededor o usar un aerosol de feromonas para que el olor le resulte familiar y lo atraiga.

Cuando veas que ha entrado varias veces y se ha ido quedando periodos de tiempo por su propia voluntad, puedes probar a cerrarle la puerta unos segundos e ir incrementando el tiempo según como veas que va actuando. Cuando notes que es capaz de aguantar un tiempo considerable, puedes probar a darle pequeños paseos por la calle.

¿Qué necesito para viajar en avión con mi gato?

Si necesitas viajar en avión, tu gato puede volar contigo pero, antes de hacerlo, es muy necesario que tengas en cuenta los requisitos básicos que necesitarías para evitar posibles rechazos en el aeropuerto:

  • Revisa las recomendaciones de la IATA y la propia compañía aérea, este punto es primordial para saber si te permiten volar con tu gato o no y, si así fuera, qué medidas debes tomar.
  • Necesitas comprarle su propio billete, no te presentes en el aeropuerto con tu gato sin haberle comprado previamente su propio billete. Ya sea en cabina o en bodega, necesita pagar al igual que cualquier persona.
  • Tiene que llevar su documentación en regla, revisa la documentación que pide el país de destino al que viajas aunque, por lo general, pueden volar con su pasaporte de mascota. Este pasaporte te lo puede expedir tu propio veterinario.
  • Llévalo en su transportín, como ya te hemos comentado anteriormente, es muy importante que lo lleves en su transportín y que, dependiendo de su tamaño, podrás llevarlo contigo en cabina a tus pies o en bodega si es muy grande.

Dudas que puedes tener

¿Puedo viajar con mi gato en avión?

Dependerá de la compañía aérea con la que vueles aunque, por lo general, sí que dejan volar con gatos. Por eso, antes de comprar el billete, te recomendamos que busques todas las recomendaciones que la IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) y la propia compañía con la que vas a volar tienen al respecto.

¿Qué tipo de transportín es el más seguro para viajar en coche?

Hay dos tipos de transportines recomendados para los viajes en coche. El primero de ellos es rígido tipo jaula y que se coloca en el maletero del coche y el segundo es de tela y más flexible para poder meterlo entre los asientos delanteros y traseros.

¿Puedo llevar más de un gato en un transportín?

No es recomendable llevar a más de un gato en el mismo transportín porque ambos gatos pueden sufrir de estrés y pelearse entre ellos. Lo mejor es usar uno para cada animal.

¿Cómo tranquilizo a mi gato si se pone nervioso en el transportín?

Puedes comprarle un spray de feromonas sintéticas en su veterinario y rociarle el transportín con él media hora antes del viaje. De esta forma, el gato se tranquilizará ante el olor familiar.

¿Es mejor un arnés o un transportín en el coche?

Lo más recomendable es que tu gato viaje en el coche dentro de un transportín ya que es mucho más seguro en caso de accidente. Con un arnés iría más suelto y podría salir despedido por los aires.

Otros productos para gatos

Para mejorar el cuidado de tu mascota hay muchas cosas que puedes hacer, procurar una buena limpieza, un descanso agradable o una comida deliciosa son algunas de ellas. Nosotros te proponemos algunas cosas que pueden serte útiles para mejorar la vida de tus felinos:

Contacto - Politica de privacidad - Afiliados Amazon - Politica de cookies - Aviso Legal - DMCA.com Protection Status