Los Mejores Radiadores de Aceite para calentar tu hogar en minutos

Ana Lavín

Actualizado el 12 de mayo de 2022 por Antonio Sapene

Con la llegada de las bajas temperaturas, es el momento de sacar las mantas, las palomitas y disfrutar de las tardes frías y lluviosas desde el sofá de tu salón.

Pero cuando sales de tu cómoda y caliente burbuja, te das cuenta de lo fría que está el resto de la casa. Necesitas un sistema de calefacción eficiente, para no tener que pasar frío en tu propio hogar.

Un radiador de aceite es una opción cómoda y fácil de transportar, para dejar todas las habitaciones de nuestra casa con la temperatura más adecuada.

Como funciona con electricidad, es un dispositivo completamente seguro y responsable con el medio ambiente.

Tras una búsqueda rápida, te has dado cuenta de la cantidad de modelos que hay, y no sabes por donde empezar. En esta guía de los mejores radiadores de aceite, queremos ayudarte a que conozcas cada detalle del producto que vas a comprar, para que tengas la estufa más top.

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN ESTA GUÍA?

  1. Los 5 mejores radiadores de aceite de 2022
  2. Consejos y recomendaciones para comprar una estufa de aceite

5 Consejos para comprar un calentador de aceite top

Con los dispositivos de este tipo siempre nos surgen dudas sobre que cosas debemos priorizar, por eso vamos a darte una serie de consejos sobre las características en las que debes fijarte a la hora de adquirir un modelo de radiador nuevo.

  • Potencia: Hay dispositivos que van desde los 500 hasta los 2500 vatios. Lo importante es que tengas en cuenta el espacio que quieres calentar, porque si es pequeño una opción de menos vatios es lo ideal, pero si la habitación es más grande necesitas más de 1000 W. Ten en cuenta que cuanta más potencia tenga, más consumo energético.
  • Tamaño: Suele ir relacionado con el primer punto, aunque cada vez es más común encontrarse estufas compactas con una gran potencia. Si quieres mover el radiador por diferentes habitaciones, tienes que tener en cuenta que un modelo grande será más pesado y costoso de transportar, aunque tenga ruedas.
  • Regulador de temperatura: Algunos modelos tienen ruletas para ajustar la temperatura y la potencia, pero también están los modernos radiadores con pantalla LCD que se regulan con botones, y que te indican la temperatura exacta que hay en la habitación gracias a su termostato.
  • Extras: Existen calentadores que se pueden programar para que se enciendan o apaguen a determinada hora, de tal forma que al volver a casa la encuentres caliente. También hay modelos que incorporan un mando a distancia para regular cómodamente la temperatura.
  • Seguridad: En un aparato eléctrico que emite tanto calor como un radiador, los sistemas de seguridad son vitales, y muchos modelos incluyen unos sistemas de autoapagado, que cuando detectan un sobrecalentamiento de la estufa dejan de alimentar energéticamente el dispositivo.

Los 5 mejores radiadores de aceite

1. AEG RA

1. AEG RA VER OFERTAS EN AMAZON

Es muy fácil transportarlo gracias a sus ruedas.

Especificaciones

  • Tamaño: ‎64 x 45.5 x 24.5 cm
  • Material: Aluminio
  • Peso: 11.3 kilogramos
  • Potencia: 2000 vatios
  • Programas: 3 niveles de potencia y ruleta de temperatura
  • Seguridad: Sistema de protección contra incendios

AEG RA es un modelo de radiador muy fácil de transportar de un sitio a otro porque tiene 4 ruedas multidireccionales que giran hacia cualquier lado. La cómoda asa que tiene en la parte superior delantera, te ayuda a poder arrastrarlo con facilidad para llevarlo a la habitación donde más lo necesites en ese momento.

Sus 2000 vatios de potencia se pueden ajustar gracias a las ruletas de temperatura y potencia, para que puedas escoger entre usar el mínimo, el máximo o un término medio. En la parte baja tiene un recogedor de cable, para que cuando no lo estés utilizando puedas almacenarlo sin que sufra ningún daño. También cuenta con un sistema de protección antiincendios.

De esta forma es un calefactor seguro, pero polivalente, ya que podrás ir moviéndolo por casa. Calienta espacios pequeños, porque sus dimensiones no son muy grandes, así que para habitaciones de gran tamaño se quedará un poco corto. Está fabricado en aluminio que lo hace ligero, pero también susceptible a aboyarse con los golpes.

PROS:

  • Tiene un sistema de protección para los incendios
  • Se regula cómodamente a través de sus ruletas
  • Las ruedas son multidireccionales y tiene un asa de plástico

CONTRAS:

  • No sirve para habitaciones grandes
  • Se aboya con facilidad

2. De'Longhi TRNS

2. De'Longhi TRNSVER OFERTAS EN AMAZON

Ideal para los espacios pequeños.

Especificaciones

  • Tamaño: ‎50.5 x 17.3 x 34 cm
  • Peso: 7.5 kilogramos
  • Potencia: 800 vatios
  • Programas: 6 velocidades
  • Funciones: Sensor de temperatura
  • Seguridad: Sin bordes afilados

De’Longhi TRNS es un buen modelo para los que no tienen mucho espacio en casa y quieren calentar estancias no muy grandes, porque tiene unas dimensiones reducidas que proporcionan calor de manera uniforme por todo el radiador. Además, su sensor de temperatura te ayuda a controlar de forma automática el calor ambiental de la estancia.

No supone un gasto de energía muy alto, y puedes escoger el nivel de potencia que quieres usar a través de la ruleta de velocidad con hasta 6 opciones posibles. Los 8 paneles por los que está compuesto el radiador de aceite, tiene los bordes redondos, de tal manera que los niños no puedan hacerse daño. Es un radiador estupendo para un baño pequeño.

La mayor desventaja que le vemos a este modelo es que no tiene ruedas, aunque por el tamaño que tiene y lo poco que pesa, puedes llevártelo a pulso de un sitio para otro sin problema. Tarda un rato en calentar, porque al ser eficientícente energéticamente, no derrocha mucha electricidad para subir la temperatura rápidamente.

PROS:

  • Es de pequeño tamaño
  • Los bordes de los paneles son redondos
  • No consume mucha electricidad

CONTRAS:

  • Tarda bastante en calentar
  • No tiene ruedas

3. Aigostar Tummie

3. Aigostar TummieVER OFERTAS EN AMAZON

Mantiene controlada la temperatura de tu casa.

Especificaciones

  • Tamaño: ‎27.99 x 53.01 x 64.01 cm
  • Peso: 11.23 kilogramos
  • Potencia: 2300 vatios
  • Programas: 3 y control de termostato
  • Funciones: Autoapagado
  • Seguridad: Conmutación de seguridad

Aigostar Tummie tiene 3 velocidades y un control de termostato para que cuando la habitación alcance la temperatura que has marcado, el aparato se apague sin acrecentar su consumo, ni provocar ningún problema relacionado la seguridad. En este apartado también es destacable el conmutador que hace que se apague cuando pasa de la temperatura segura.

Las ruedas pueden girar 360º, así que transportarlo es bastante sencillo, y con el sistema antivuelco no tendrás que temer por tu seguridad si por accidente terminas volcándolo. Calienta rápidamente porque tiene 2300 vatios de potencia, y sirve para habitaciones de unos 25 metros, así que es perfecto para un piso o apartamento de tamaño medio.

Uno de los pocos inconvenientes que tiene el radiador, es que como es tan potente y calienta bastante, no dura mucho más de 2 años, ya que termina quemándose su pequeño motor. Pero por otro lado, la capacidad de generar calor que tiene y el diseño discreto y limpio, son dos factores importantes a la hora de comprarlo que debes tener en cuenta.

PROS:

  • Tienen sistemas de seguridad con autoapagado
  • Gira en todas las direcciones
  • Tarda poco en calentar una habitación de 25 m²
  • Diseño pulido y simple

CONTRAS:

  • No tiene una vida útil muy larga

4. Orbegozo RA

4. Orbegozo RAVER OFERTAS EN AMAZON

El radiador más potente.

Especificaciones

  • Tamaño: ‎66.2 x 56.8 x 16 cm
  • Peso: 11.94 kilogramos
  • Potencia: 2500 vatios
  • Programas: 3 velocidades y temperatura
  • Seguridad: Termofusible y piloto luminoso

El radiador Orbegozo RA tiene una potencia de 2500 vatios para calentar tus habitaciones en poco tiempo, que además es completamente seguro, porque tiene un sistema de apagado para cuando detecta un sobrecalentamiento en el sistema, así como un indicador de luz LED que te avisa cuando está encendido o apagado.

El asa externa de plástico duro y las ruedas pivotantes te aportan maniobrabilidad, por si lo que quieres es ir cambiándolo de una habitación a otra para tener toda la casa caliente. Una vez no lo vayas a usar más, puedes guardar el cable en el recogedor que tiene en la parte frontal y así no tropezaras con él.

El soporte para las ruedas es lo que menos nos gusta, porque está fabricado en un metal muy delgado y da la sensación de ser algo endeble. No es muy recomendable usarlo cuando vas a dormir, porque el aceite al calentarse genera un goteo dentro del aparato que puede hacer que te despiertes, aunque durante el día es casi imperceptible.

PROS:

  • Sistema de apagado por sobrecalentamiento
  • Mucha potencia para calentar rápidamente
  • Indica con una luz LED su estado

CONTRAS:

  • Puede resultar ruidoso por la noche
  • Los soportes de las ruedas son frágiles

5. Cecotec Ready Warm

5. Cecotec Ready WarmVER OFERTAS EN AMAZON

Distribuye el calor de forma homogénea por toda la sala.

Especificaciones

  • Tamaño: 24 x 50 x 63 cm
  • Peso: 12.24 kilogramos
  • Potencia: 2000 vatios
  • Programas: 3 niveles de potencia regulables
  • Seguridad: Protección contra vuelco y sobrecalentamiento

Cecotec Ready Warm tiene 11 paneles de borde redondo que tienen unas aperturas en los laterales que hacen que el aire frío que pasa a través de ellas se caliente. Consigue de esta forma, y gracias al sistema homogenic 360, que toda la habitación se caliente uniformemente, sin que queden rincones más fríos, o solo se note el calor cuando te acercas al radiador.

Para transportarlo solo tienes que tirar de su asa principal, porque el sistema easygo facilita el movimiento de las ruedas en cualquier dirección. La ruleta que tiene en la parte delantera te servirá para controlar la temperatura a la que esperas que caliente, y los dos botones inferiores para regular la potencia. Sí el radiador detecta un fallo se apagará solo.

Esto es una buena medida para evitar incendios, además de que si lo mueves y por lo que sea vuelca, también hace esta función automáticamente. No puede calentar homogéneamente espacios que superen los 25 m², y el asa para agarrarlo es algo delicada, de tal manera que puede romperse si le das algún golpe fuerte o se cae.

PROS:

  • Sistema para calentar uniformemente
  • No resulta difícil transportarlo
  • Tiene dos medidas de seguridad con apagado automático

CONTRAS:

  • No calienta espacios de más de 25 m²
  • El asa se rompe con facilidad

Cómo usar un calefactor de aceite

Quieres que tu casa esté caliente antes de que llegues del trabajo, ¿pero como lo hacemos? Nosotros te enseñamos a usar el radiador, para que aproveches todas sus funciones al máximo.

1. Aprende como funciona

Lo primero que debes hacer con cualquier electrodoméstico que adquieras, es consultar su manual de instrucciones. De este modo aprenderás para qué sirve cada ruleta y botón, y también puedes leerte las recomendaciones de seguridad para no tener algún accidente con el radiador.

Recuerda que estos aparatos no deben cubrirse en la parte superior, ni en las salidas de aire. Algunas personas los usan durante el invierno para secar ropa, pero esto tampoco es una buena idea, más por la ropa que por el electrodoméstico en sí, ya que podría encoger.

2. Configura la temperatura

Como mínimo vas a tener 3 niveles de potencia configurables para tu calefactor, en función de la potencia que quieras usar para que caliente la estancia más o menos rápido. También puedes seleccionar la temperatura, y depende del modelo, lo harás a través de unas ruedas manuales, o con botones siguiendo las instrucciones de la pantalla LCD.

En aquellos modelos que tengan el encendido y apagado programable, puedes seleccionar las horas a las que quieres que esto suceda y la temperatura, y de este modo podrás ahorrar energía, pero manteniendo tu casa caliente en los momentos que lo necesites.

Guía de compra de un radiador de aceite

Vamos a conocer más en profundidad que características tiene un calefactor de aceite, para que entiendas por qué es una opción tan popular en los hogares españoles para las épocas de frío. Para ello hemos elaborado esta guía que trata de resolver todas las dudas que te puedan surgir en tu proceso de compra.

Beneficios de los calentadores de aceite

Los radiadores de aceite tienen algunas ventajas muy obvias como la posibilidad de transportarlos de un sitio a otro que los convierten en una opción muy cómoda, pero también hay algunas un poco más desconocidas que te contamos a continuación.

  • Calentamiento por convección: Este es el tipo de tecnología que utilizan los radiadores de aceite para calentar una habitación. Tiene un alto grado de eficiencia porque consigue que el calor se distribuya de manera uniforme.
  • Bajo consumo: Atrás quedaron esos grandes calefactores que consumían muchísima electricidad. Hoy en día la mayoría de electrodomésticos tratan de ser eficientes energéticamente, y para asegurarte que el consumo sea eficiente tiene que ser del tipo A en adelante.
  • El calor se conserva cuando se apagan: Con una estufa eléctrica al apagarla el calor del dispositivo se disipa, pero con un calentador de este tipo, el aceite se mantiene caliente en el interior del dispositivo, conservando el calor hasta que se enfría.
  • Transpórtalo: Los radiadores de aceite cuentan con unos ruedas que sirven para llevar el aparato de unas habitaciones a otras fácilmente, aunque debes tener en cuenta que el cable sea de una longitud adecuada para que llegue a todas partes, aunque no haya un enchufe cerca.
  • Silencio: No necesitan ventiladores, ni otros sistemas que hagan ruido, porque solamente calientan el aceite en su interior, así que es un sistema muy silencioso, ideal si quieres encenderlo durante la noche, mientras estás durmiendo.

Radiadores de aceite vs de cerámica

Existen varios tipos de radiadores independientes que puedas usar en tu casa, pero dos de las opciones más populares son los de aceite y cerámica. ¿Qué diferencias existen entre estos productos? Vamos a conocerlas en el siguiente apartado.

  • Ventilación vs. convección: Los calefactores cerámicos utilizan un sistema de ventiladores que propaga el aire caliente de la placa cerámica por la habitación, mientras que los de aceite usan el sistema de convección, calentando el líquido de su interior. Por supuesto el ruido es mucho menor en los calentadores de aceite, y también mantienen el calor una vez apagados.
  • Constancia de la temperatura: Mientras los radiadores cerámicos tienen un ritmo mucho menos constante de mantenimiento de la temperatura porque dependen de la ventilación, los de aceite calientan de una forma más constante y homogénea.
  • Gasto de luz: A pesar de tener un pequeño tamaño, los calefactores cerámicos usan ventiladores para funcionar, que requieren de una gran potencia si quieres calentar una habitación un poco grande, con lo que el gasto energético suele ser elevado.
  • Transporte: En este punto ganan los cerámicos porque son de un tamaño mucho más inferior, por lo que para espacios muy pequeños como un baño, pueden ser una opción recomendable.

¿Necesitas un calefactor de aceite?

Todavía no sabes si comprar un radiador de aceite puede ser la mejor opción para ti, por eso queremos plantearte una serie de cuestiones para que entiendas mejor si de verdad lo vas a utilizar, o no vas a poder sacarle partido.

  • ¿Quieres calentar varias habitaciones grandes?: Si necesitas un producto que te permita calentar varias habitaciones de tamaño medio o grandes, un calefactor de aceite es la opción que más rendimiento y menos consumo te va a suponer.
  • ¿Los sistemas de calefacción fijos te parecen muy caros?: Instalar calefacción en casa puede ser muy costoso, pero los radiadores no tienen un precio muy elevado, y puedes encontrar modelos realmente económicos.
  • ¿Tienes problemas respiratorios?: Si es tu caso, un radiador con ventilador no es la mejor opción para ti, porque removerá las partículas en el aire sin ningún tipo de filtrado. Un calefactor de aceite no necesita ventiladores, ni emite partículas al aire.
  • ¿Te gusta el silencio?: Dormir con un radiador de cerámica puede ser bastante complicado, porque su zumbido constante es bastante molesto, pero los radiadores de aceite no hacen ningún tipo de ruido, por lo que podrás ponerlo de noche en tu habitación o en la de tus hijos sin problema.

Elige el tamaño y la potencia correctos de tu radiador de aceite

El tamaño y la potencia suelen ir de la mano en este caso, aunque puedes encontrar algunos electrodomésticos pequeños con una gran cantidad de vatios. Para asegurarte de que estás haciendo una compra realmente útil, debes saber los metros que tienen las habitaciones donde vayas a usar el producto.

En las de menor tamaño, inferiores a 20 m², se pueden usar aparatos pequeños con potencias desde 500 hasta 900 W. Si la habitación tiene 20 m², necesitarás que tenga al menos 1000 W, con lo que su tamaño aumentará. Para habitaciones de 40-45 m², la potencia irá entre 1000 W y 1500 W. Y por último, para los espacios de más de 50 m², tienes los potentes aparatos que superan los 2.000 W.

Dudas que puedes tener

¿Cómo funcionan los calentadores de aceite?

Un radiador de aceite funciona a través de la electricidad para calentar el líquido interior que transmitirá después el calor al ambiente. El aceite no llega a alcanzar la temperatura de ebullición, por lo que no se evapora y se pierde, simplemente se calienta.

Esto permite que aunque apagues el dispositivo, el calor se mantenga en el radiador hasta que el aceite se vaya enfriando, así que también debes tener cuidado de no tocar el calefactor inmediatamente después de desenchufarlo.

¿Son seguros los radiadores de aceite?

Son completamente seguros, porque vienen perfectamente sellados para evitar que si tienes algún percance con el radiador y se cae al suelo, o vuelca, se escape cualquier líquido de su interior.

También suelen contar con sistemas de autoapagado para evitar sobrecalentamientos que pueden conducir a un problema mucho mayor, y así evitar que se queme el calentador y su resistencia, e incluso algunos pueden tener este autoapagado también para cuando detectan que el dispositivo está boca abajo.

Otros productos para calentar la casa

Si estás pensado en alguna otra manera de calentar la casa antes de adquirir un producto concreto o quieres complementarlo para añadir confort a tu hogar, te mostramos otros aparatos que pueden ayudarte en invierno. 

Contacto - Politica de privacidad - Afiliados Amazon - Politica de cookies - Aviso Legal - DMCA.com Protection Status