Los Mejores Jamoneros para hacer cortes precisos con mayor facilidad

Noelia Varela

Para disfrutar de un delicioso jamón es importante que su calidad sea la adecuada, pero si no tenemos los mejores utensilios para cortarlo, no apreciaremos su sabor inconfundible y habremos tirado el dinero en uno más caro.

Por ese motivo, es necesario tener un buen soporte jamonero, que es una herramienta imprescindible cuando queremos hacer un corte fino e impecable. 

Nos proporcionará que la labor sea segura y cómoda. Y nos dará la valentía suficiente para cortarlo nosotros mismos en fechas tan señaladas como la Navidad, dejando a un lado los envases ya preparados, para disfrutar del mejor sabor.  

Pero todos aquellos que hayan intentado alguna vez cortar el jamón en su casa, sabrán que no es nada fácil encontrar el mejor soporte. Existen muchos tipos diferentes en el mercado y saber cuál elegir es una tarea más complicada que escoger un buen jamón. Por eso, en esta guía, te ayudamos analizando los mejores jamoneros del mercado, para que solo tengas que preocuparte de degustar y compartir el mejor jamón.

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN ESTA GUÍA?

  1. Los 5 mejores jamoneros de 2022
  2. ¿No sabes qué soporte para jamón elegir? Te ayudamos
  3. Consejos y recomendaciones para comprar un jamonero

5 Consejos para comprar un soporte jamonero top

Hemos analizado los mejores soportes del mercado y comparado sus características. Después de examinar las ventajas y desventajas de cada uno, creemos que los puntos más importantes que debes tener en cuenta para comprar el mejor producto son los siguientes: 

  • Estabilidad: La parte fundamental de un jamonero es analizar cómo de firme es la base. No queremos que el jamón se nos mueva mientras estamos cortando y, para eso, necesitamos una base sólida. Es imprescindible que tenga soportes de goma en la base, para que no se mueva de la superficie. Además, en la mayoría de los casos no moveremos el jamón a otro lugar, de modo que lo mejor es que sea gruesa. Si lo transportarás continuamente puedes escoger uno más ligero.
  • Comodidad: Otro aspecto importante es saber si se puede ajustar la altura y el giro del jamón. La mejor opción es buscar un soporte giratorio, cuyo agarre superior pueda moverse sin necesidad de quitar el tornillo cada vez que lo necesitemos. Eso nos permitirá hacerlo fácil y rápido, y sin dañar la pata. También es interesante, aunque más para los profesionales, un jamonero basculante, es decir, que permita cambiar el eje diagonal para adaptarse mejor a cada pieza.
  • Material: Es realmente necesario conocer de qué materiales se compone, para que nos dure el máximo tiempo posible y que no estropee el sabor del jamón. Siempre adquiere un pico que sea de acero inoxidable para que no se oxide. Ahora bien, en cuanto a la base, podemos elegir diferentes opciones, dependiendo de cuánto lo usaremos y el precio que queramos gastarnos. Tenemos de madera y de plástico. La diferencia estará en la calidad de cada uno de ellos.
  • Tamaño: Otro punto a analizar es cuál es la longitud de la base. No todos los jamones son igual de grandes, en algunos lugares pueden llegar a pesar 12kg y algunos serán más largos. Lo normal es que midan en torno a los 90cm, pero si compramos un jamonero demasiado corto, no podremos incrustar uno mayor o este quedará muy empinado y el corte será mucho más difícil. Si compras paleta no tendrás problemas, pero si no, ante la duda, es mejor uno más largo.
  • Almacenaje: Nos importa saber si es fácil y cómodo de guardar, ya que en la mayoría de ocasiones lo utilizamos en épocas puntuales del año. De modo que, el resto del tiempo estará guardado en algún lugar. Para que sea fácil buscarle un sitio en los muebles de nuestra cocina, asegúrate de que sea plegable, esto te permitirá doblar el brazo del soporte para almacenarlo en un estante sin apenas ocupar espacio. También muy interesante cuando lo vas a transportar.

Los 5 Mejores jamoneros

1. ‎Jamonprive Banqueta

1. ‎Jamonprive Banqueta VER OFERTAS EN AMAZON

El modelo de mejor calidad precio para jamones pequeños o paletillas.

Especificaciones

  • Material: Madera de pino
  • Altura: 25 cm
  • Longitud de la tabla: 40 cm
  • Formato: Soporte básico de pincho
  • Accesorios: No incluye

El modelo Jamonprive Banqueta es un jamonero básico, donde puedes colocar jamones o paletillas de todo tipo, aunque los más grandes pueden ser más difíciles de estabilizar. Además, su altura mediana y en horizontal es ideal para este tipo de piezas más pequeñas o medianas. 

Está diseñado en madera de pino, así como en acero inoxidable. Unos materiales de calidad y aceptables a un precio muy asequible. Tiene el inconveniente de que no incorpora ningún accesorio, aunque el fabricante te da la opción de escoger un set con dos cuchillos jamoneros distintos. 

Puede ser una de las mejores opciones si solo lo usas una o dos veces al año como mucho y quieres uno a buen precio. Aunque su peso no es muy elevado, pues supera por poco el kilo de peso, su estructura te permite estabilizar bien el jamón y evitar que se caiga fácilmente. 

PROS:

  • Fácil de usar
  • Económico
  • Sencillo de limpiar

CONTRAS:

  • No incluye cuchillo
  • Solo sirve para jamones grandes

2. Jamonprive Folding

2. Jamonprive FoldingVER OFERTAS EN AMAZON

Un jamonero muy fácil de guardar en cualquier lugar de la cocina.

Especificaciones

  • Material: Madera lacada Nogal 
  • Ancho: 19 cm
  • Longitud de la tabla: 43 cm
  • Formato: Soporte plegable de pincho
  • Accesorios: No incluye

La versión Jamonprive Folding está fabricada en madera de pino y lacada, para que puedas limpiarlo fácilmente pasándole un trapo húmedo. Sus engranajes y el pincho son de acero inoxidable. El único inconveniente es que la parte inferior de la base no está tratada y podría absorber agua. 

Una de sus mayores ventajas es que el brazo es plegable, eso te permite guardarlo cómodamente en cualquier espacio de tu cocina, sin tener que ponérselo y quitárselo cada vez que lo necesites. Y tiene una anchura y peso adecuados para conseguir una buena estabilidad de la pieza. 

Además, incorpora una base antideslizante para evitar que se resbale mientras cortamos el jamón. Lo que no incluye son accesorios adicionales, pero el fabricante te da la opción de incluirlos en un pack de cuchillo jamonero y un cubre jamón de color negro para mantenerlo resguardado. 

PROS:

  • Materiales de calidad
  • Muy fácil de guardar
  • Sencillo de montar

CONTRAS:

  • Puede que no se agarre bien en pezuñas finas
  • La madera de la base está sin tratar

3. ‎Jamonprive Set completo

3. ‎Jamonprive Set completoVER OFERTAS EN AMAZON

Un equipo de corte muy completo para tu jamón.

Especificaciones

  • Material: Madera y acero
  • Ancho: 18,54 cm
  • Longitud de la tabla: ‎42,16 cm
  • Formato: Soporte de pincho
  • Accesorios: Cuchillo, chaira, cubre jamón, paño y pinzas 

El jamonero Jamonprive Set completo es un juego de varias piezas que te ayudan a cortar el jamón de la mejor forma posible. Su precio es realmente económico. De modo que si estás buscando un equipo completo, este es uno de los más interesantes que vas a encontrar. 

El jamonero dispone de un estilo ergonómico y un soporte de pincho básico, pero suficiente para cortar una paleta o jamones normales. Si bien, puede costarte algo más para las piezas más grandes. Sus materiales son de calidad, es fácil de limpiar y proporciona un buena estabilidad. 

Este juego incluye un cuchillo jamonero, así como la chaira para mantenerlo afilado, un cubre jamón, ideal para resguardar la pieza y que no se seque ni le caiga nada encima. También un paño para limpiarse las manos, y unas pinzas para agarrar las lonchas de jamón y colocarlas en el plato. 

PROS:

  • Incluye muchos accesorios
  • Sirve para la mayoría de jamones
  • Fácil de lavar

CONTRAS:

  • Puede costar un poco montarlo
  • Con jamones grandes puede perder estabilidad

4. JamonOnline Afinox Pectus

4. JamonOnline Afinox PectusVER OFERTAS EN AMAZON

Ideal para los que buscan un jamonero de gama alta.

Especificaciones

  • Material: Acero Inoxidable
  • Base: Silestone color negro
  • Formato: Giratorio y básculante
  • Giro: 360º
  • Accesorios: No incluye

La versión JamonOnline Afinox Pectus dipone de un sistema de fijación de altísima calidad, pues incorpora un soporte giratorio y basculante para adaptarte a cada pieza de la mejor forma posible. Esta puede ser una opción muy buena para profesionales o para los que quieran el mejor jamonero. 

Su alta calidad te proporcionará una duración muy larga. Si lo mantienes cuidado, puedes usarlo para toda la vida. Si bien, tiene un precio bastante más alto que otro jamonero normal. Está fabricado con Silestone, es decir, mayormente de cuarzo natural, y acero inoxidable de alta resistencia. 

Puedes usarlo en todo tipo de piezas, más o menos grandes. No necesitas colocar el brazo cada vez que quieras darle la vuelta. Y, además, su sistema giratorio de 360 grados te ayuda a aprovechar todo el jamón al máximo, ya que es muy fácil moverlo como desees para el corte. 

PROS:

  • Muy buena calidad
  • Multiposicional
  • Darle la vuelta sin sacar el jamón

CONTRAS:

  • Alto coste
  • Solo incorpora el jamonero

5. 3 Claveles Soporte Plegable

5. 3 Claveles Soporte PlegableVER OFERTAS EN AMAZON

Una tabla de gran longitud para todo tipo de jamones.

Especificaciones

  • Material: Madera y acero inoxidable
  • Cabezal: Giratorio y plegable
  • Longitud de la tabla: ‎47 cm
  • Giro: 2 posiciones
  • Accesorios: No incluye

El jamonero 3 Claveles Soporte Plegable te permite girar el jamón en dos posiciones, para poder darle la vuelta sin necesidad de desenroscar la pezuña del brazo. Además, este soporte es plegable para que puedas guardarlo fácilmente en cualquier lugar sin tener que desmontarlo. 

Está fabricado con madera y acero inoxidable de buena calidad. Puedes limpiarlo muy fácilmente con un paño, y las piezas de acero son sencillas de lavar a mano o a máquina, siempre que el fabricante no te lo desaconseje. Dispone de una longitud elevada, ideal para colocar cualquier tipo de jamón. 

Tiene un precio muy económico para todas sus características, y el fabricante te ofrece la posibilidad de escoger otro estilo diferente si lo prefieres. El único inconveniente es que no incluye accesorios, aunque puedes escoger el mismo jamonero junto a un cuchillo de la misma marca. 

PROS:

  • Plegable
  • Gran tamaño
  • Buena calidad precio

CONTRAS:

  • El aro puede ser algo pequeño
  • La tabla no es muy pesada

Cómo usar un soporte para jamón

Si es la primera vez que lo utilizas o quieres perfeccionar la técnica para cortar mejor el jamón, te proponemos unos sencillos pasos a seguir:

1. Monta el jamonero

El primer paso es obvio y es montar el soporte, esto dependerá de cada modelo. Algunos vienen con todas las piezas desmontadas y otros solo el brazo donde irá sujeta la pata del jamón. En la mayoría de los casos es realmente sencillo porque solo tendremos que atornillar a la base. Coloca el pincho en su estructura hasta el tope y atornilla, donde irá la base de la pieza (en algunos modelos ya viene montado). Después coloca el brazo y el aro atornillándolos en la parte superior.

2. Ajusta sus características

No en todos los jamoneros, pero en los de mayor calidad, te permiten ajustar la altura del soporte o su longitud. Para eso, tendrás que tener en cuenta cuánto mide el jamón que has comprado, para modificar el largo de tu superficie. También su grosor, si este es muy ancho es conveniente que lo coloques más tumbado para que no te sea tan incómodo cortarlo. Conforme vas reduciendo su tamaño, podrás ajustar la altura si lo prefieres.

3. Coloca la pieza en su soporte

Una vez que ya tenemos correctamente montado el soporte, vendrá lo más importante que es colocar el jamón en su lugar. Agárralo por la base y no por la pata, para introducir esta última por la cabeza del soporte. Cuando creas que está recto y no doblado, equilibrando el peso del mismo, puedes clavarlo en el pincho de la base o sostenerlo en la misma, si es en otro formato. Cuando la posición sea la correcta, apretamos el tornillo de la pata hasta llegar al hueso.

4. Gira para cambiar la zona de corte

A lo largo del tiempo, cuando el jamón vaya quedando sin carne por una de las partes, tendremos que darle la vuelta. La dificultad dependerá del jamonero que hayamos elegido. En los más básicos, lo haremos de forma manual, quitando el tornillo que sujeta la pata del jamón y dándole la vuelta, después tendremos que apretarlo de nuevo. En los de mayor calidad, esto será basculante y podremos girar simplemente levantando el culo del mismo y volteándolo, sin desatornillar la pieza.

5. Limpia y guarda para la próxima

Cuando hemos acabado nuestro jamón del todo, ya podremos quitar el jamonero y guardarlo para la siguiente ocasión. Es obvio, que habrá que limpiarlo antes, y la forma dependerá de los materiales. Algunos soportarán el lavavajillas y otros tendremos que lavarlos a mano; para hacerlo, tendremos que desmontar las piezas. Luego, podemos volver a colocárselas, si es plegable, así no tendremos que hacerlo la próxima vez. Sino podremos dejarlo desmontado para guardarlo mejor.

Guía de compra de un jamonero

Como sabemos que no es sencillo escoger un buen soporte para tu jamón, en esta guía trataremos de resolver todas las dudas que puedan surgirte y que compres aquel que más se adapta a lo que necesites. 

Tipos de jamoneros

Está claro que no todos los soportes del mercado son iguales, cada uno tiene unas características diferentes y se adaptan a unas circunstancias concretas. Si te estás preguntando cuál es el mejor para ti, a continuación te mostramos qué tipos son los más habituales y cuál es el mejor para cada caso.

  1. Soporte básico: Es el más sencillo de todos y es el más económico de todos. Se caracteriza por tener las dos piezas base de sujeción: el pincho y el arco superior. Es seguro, pero carece de las comedidas que tienen otro. Es el más recomendable para paletillas y personas que deseen cortar el jamón en casa, pero no tengan mucho dinero para gastar o lo utilicen muy poco.
  2. Soporte giratorio: En este caso, hablamos de una estructura más profesional y segura. Te permite girar el jamón hacia cualquier lado de una forma realmente sencilla, porque no requiere desatornillarlo. Si quieres usar un jamonero durante bastantes veces al año y aprender a usar la mejor técnica para corta, esta es la mejor opción.
  3. Soporte basculante: Nos proporciona la ventaja de ajustarlo al tamaño del jamón e inclinarlo a los grados que queramos. Esto será realmente cómodo cuando nos gusta comprar diferentes tipos de jamón, ya sea paleta, ibérico o pata negra. También muy recomendable cuando queremos obtener un corte fino y perfecto para cada pieza.
  4. Soporte giratorio y basculante: Estos tipos de jamoneros tienen lo mejor de las dos características anteriores, imprescindible para cualquier profesional que se precie. Son más costosos que el resto, pero la calidad, comodidad y seguridad que obtienes es muy superior, lo que te permitirá sacar los mejores platos.
  5. Soporte vertical: Es un caso especial para aquellos que más entienden de jamón. No es algo que utilizaremos habitualmente en casa, pero si quieres aprender diferentes cortes y probar varios sabores, este será el mejor. Al cortar de forma vertical la carne, obtienes en una misma loncha varias partes distintas, lo que te proporcionará una experiencia gastronómica nueva.

Ventajas de contar con un soporte para jamón

El jamonero es una herramienta imprescindible para cortar el jamón, es casi imposible hacerlo sin él. Pero, además, si elegimos uno de buena calidad, nos permitirá obtener muchos beneficios adicionales A continuación mencionamos algunos:

  • Ahorro económico. Pensarás que esto es imposible cuando te gastas un buen dinero en el mejor, pero no es así. Si solo lo utilizas por temporadas, un gran soporte te puede durar toda la vida. Si, por el contrario, adquieres uno de baja calidad y muy barato, lo más probable que es tengas que comprar otro cada cierto tiempo. En cómputo te saldrá bastante más caro que elegir bien desde el principio. Además de que es más barato adquirir un jamón entero que ya cortado.
  • Fiabilidad del producto. Si nosotros adquirimos nuestra propia pieza de jamón sabemos lo que estamos consumiendo. En cambio, cuando lo compramos ya envasado, no solo su calidad es peor, sino que no sabemos realmente si es una pieza buena o no de jamón. En cambio, nosotros podemos elegir el de nuestro gusto e invitar a nuestros amigos y familiares a degustarlo.
  • Duración de la caducidad. Un jamón entero conserva su grasa y esto permite que el producto nos dure mucho más tiempo, casi un año desde que ha salido de su curación. Mientras que cuando compramos uno ya empaquetado, solo tendremos como mucho tres meses para consumirlo.
  • Sabor del jamón. Por supuesto, no nos podemos olvidar de lo más importante, que es el sabor del jamón. La mayoría de nosotros lo ama y queremos que se derrita al contacto con la lengua, pero eso solo pasa cuando podemos cortarlo en el momento. Una vez cortado, con el tiempo se empieza a secar y su jugosidad va desapareciendo y con ella el sabroso placer que nos propicia su disfrute.

Partes del soporte jamonero y funcionamiento

Cuando adquieres por primera vez un jamonero es importante que conozcas todas sus piezas y el funcionamiento de cada una, para cortar el jamón adecuadamente. En los siguientes puntos, vamos de qué partes se compone normalmente y qué objetivo tienen.

  • Base: Es la superficie donde irán sujetas las demás piezas del jamonero. Su longitud tendrá que ser la adecuada para el tamaño del jamón, aunque suelen ser lo bastante largas como para usarla en todo tipo de piezas. Esta parte es imprescindible para que no mueva el jamón mientras cortamos.
  • Pincho: Se trata de la pieza colocada en la parte inferior de la tabla para sujetar el cuerpo del jamón. Sin esta parte no podríamos sostenerlo y se nos resbalaría al cortar. Hay algunos modelos que no lo llevan porque su sujeción es distinta, mediante un soporte redondo donde irá apoyada la pieza.
  • Brazo: Esta parte es fundamental y todos los modelos llevan una, aunque lo pueden situar en el extremo superior de la tabla o en medio, si no tiene pincho y es basculante. Esta pieza soporta todo el peso del jamón, de modo que tiene que ser segura y estable.
  • Aro: Es la última pieza que se instala en el soporte, ya que va sujeta al brazo. En ella meteremos la pata o pezuña del jamón para sostenerlo. Tendrá un tornillo que debemos apretar hasta llegar al hueso para que no se mueva. En los modelos de mejor calidad es giratorio y nos permite darle la vuelta sin necesidad de desatornillar la pieza.

Partes del jamón

Aunque tengamos el mejor soporte del mundo tenemos que aprender a cortar el jamón correctamente, sino no nos valdrá de nada. Y lo primero que tenemos que hacer es empezar por el principio. Al igual que un cirujano tiene que aprenderse las partes del cuerpo antes de operar, nosotros tendremos que conocer de qué partes se compone un jamón:

  • Maza: Esta parte es la más jugosa y la que más carne tiene. Es aquella por la que comenzaremos casi siempre a cortar. La identificarás inmediatamente porque es la parte más ancha de toda la pieza y de ella sacaremos la mayor parte de los platos de jamón que cortemos.
  • Contra Maza: Como su nombre indica, es el lado contrario a la maza, aunque no la opuesta, sino la inferior, situada después de la cadera. Es una zona más curada, pero que apenas se aprecia por los consumidores porque su sabor sigue siendo intenso por la grasa que nos proporciona el corte. La puedes detectar por ser una parte algo más pequeña y estrecha que la anterior.
  • Babilla: Esta parte sí es la opuesta a la maza, normalmente la segunda que cortaremos al darle la vuelta al jamón. Esta tiene un menor porcentaje de grasa y tiende a secarse antes. Por lo que, muchos profesionales aconsejan empezar de este lado en vez de por la maza, como suele hacerse habitualmente. La podrás identificar porque es un lado menos grueso que la maza, aunque también tiene carne suficiente para varios platos.
  • Punta: También denominada cadera, porque es la parte baja del jamón, es decir, la contraria a la pezuña. Se recomienda cortar en trozos reducidos porque en el proceso de curación la grasa y el sal se concentra en esta parte, de modo que será la zona más sabrosa de todas.
  • Jarrete: Esta última parte, quizás es la menos aprovechada porque se localiza en la tibia, lo que conocemos como la pata, también llamado caña, y es la zona más fibrosa. Tiene poco carne y mucho nervio, de forma que la gente suele dejarla para hacer caldos. Aunque algunos profesionales hacen maravillas con esta parte, lo cierto es que para el hogar lo más recomendable es aprovecharlo para hacer taquitos o caldo con su hueso. Así, aprovecharemos cada parte.

Accesorios altamente recomendables para tu jamonero

Ya hemos visto dos cosas importantes, la primera es un buen soporte para que esté seguro durante la labor de corte y la segunda es adquirir un buen jamón y aprovechar todas sus partes. Pero, claro, esto no lo podemos conseguir sin una tercera cosa, que son las herramientas. A continuación, señalamos las más adecuadas para lograr el mejor plato de jamón:

  • Cuchillo jamonero: No vale cualquiera. Si has llegado hasta aquí y has adquirido un buen soporte y un jamón de calidad, un mal cuchillo se puede cargar todo lo demás. Así que, tienes que tener primero un cuchillo especial para cortar jamón y después que este sea de calidad y esté bien afilado para que puedas cortar sin problemas.
  • Chaira: Si compramos un buen cuchillo, necesitaremos afilarlo con el tiempo. Para obtener un corte perfecto necesitamos un cuchillo perfecto. Pero es que además este artículo no solo ayuda a afilarlo, sino también a enderezarlo, para conseguir que el corte sea recto. De modo que cualquier afilador no vale para mantener siempre bien nuestro cuchillo jamonero.
  • Guantes anticorte: Este accesorio no es imprescindible, pero si estás aprendiendo no es para nada baladí comprar uno. Muchas personas tienen una mala técnica de corte y se cortan la mano, produciendo en algunos casos accidentes graves. Por eso, si estás comenzando y quieres seguir mejorando, te aconsejo tener uno a mano.
  • Cubre jamón: En este caso, no es un consejo sino algo fundamental que debes tener para que el jamón no se reseque ni se ponga malo. Para garantizar que está protegido de cualquier cosa que pueda caerle encima o su carne se seque y pierda jugosidad, es imprescindible cubrirlo. Hay multitud de opciones para hacerlo e incluso algunos jamoneros te lo incluyen en la compra.
  • Pinzas: Por último, para no tocar el jamón con la mano al ponerlo en el plato y mancharnos de grasa, que puede ser un peligro cuando estamos cortando, es aconsejable unas pinzas. Con ellas podrás coger las lonchas cortadas y colocarlas en el plato de una forma higiénica para tus comensales y segura para ti.

Limpieza y mantenimiento de tu soporte para jamón

En la mayoría de hogares, el jamón se compra para ciertos meses del año. El resto del tiempo se mantiene guardado. Pero, aunque tengas un jamón todo el tiempo, al cambiar a uno nuevo debe mantener el soporte siempre limpio para que te dure mucho tiempo y no se mezclen los sabores. Veamos qué podemos hacer para mantenerlo como nuevo:

  1. Quita el hueso del jamón y desmonta el soporte. El primer paso será sencillo, solo tendremos que quitar el jamón que ya hemos acabado de cortar entero y que no tiene carne alguna. No lo tires, puedes aprovecharlo para hacer caldo. Y después desmontaremos las piezas de nuestro soporte.
  2. Lava las piezas de acero. Normalmente se pueden limpiar como cualquier utensilio de tu cocina, en muchos casos se pueden meter al lavavajillas. Pero, antes de hacerlo, asegúrate de que el fabricante te indica que puedes hacerlo sin problema de que se estropeen.
  3. Limpia la tabla. La superficie del soporte se podrá limpiar de diferente manera según el material que tenga. Si es de madera no podremos meterlo en el lavavajillas y tampoco es conveniente hacerlo debajo del grifo. Te recomiendo que le eches desinfectante en una bayeta humedecida y después sécalo muy bien para que no se apulgare. Si es de plástico, lo normal es que pueda lavarse fácilmente en el lavavajillas.
  4. Repite el proceso al acabar un jamón. Cada día que cortes tendrás que limpiar los restos que se hayan quedado en la superficie de la tabla, así como tapar bien el jamón. Pero cuando lo termines entero, siempre tienes que limpiar sus piezas completamente, como hemos indicado antes. Nunca pongas uno nuevo antes de limpiarlo bien, la higiene alimentaria es fundamental.

Dudas que puedes tener

¿Por dónde empiezo a cortar el jamón?

Aunque la mayoría de personas comienzan por la maza, lo cierto es que los profesionales suelen recomendar por la babilla, que es la parte opuesta. Puesto que es una parte menos grasa y puede secarse con el tiempo.

¿Cómo afilar un cuchillo para cortar jamón?

La mejor manera es utilizar una chaira que debes sostener con una mano mientras con la otra cogemos el cuchillo. Tendremos que posicionarlo a unos 20º, es fácil lograrlo si lo ponemos vertical en la chaira y lo bajamos a la mitad dos veces. Después haremos movimientos firmes y suaves por dejado y por encima del cuchillo, siempre sosteniendo los dedos tras el mango para no cortarte.

Otros productos de interés para tu jamonero

Si ya has salido de dudas y tienes claro qué estilo de soporte jamonero quieres y cuáles son las herramientas y accesorios fundamentales para conseguir el mejor corte, entonces puedes ver algunos productos que pueden ser de tu interés:

Contacto - Politica de privacidad - Afiliados Amazon - Politica de cookies - Aviso Legal - DMCA.com Protection Status