Los Mejores Emisores Térmicos para Calentar la Casa y Pagar poco

Noelia Varela

Existen muchas formas diferentes de calentar nuestra casa, pero lo que queremos es tener que pagar lo menos posible en la factura de la luz. Sobre todo cuando lo que buscamos es calentar una zona concreta del hogar.

Sin duda, la mejor solución en estos casos es adquirir un emisor térmico de bajo consumo. Estos ayudan a extender el calor más rápidamente, ya que son utilizamos para calentar una habitación solamente.

Nos ayudará a ahorrar porque no es necesario calentar toda la casa y nos sentiremos mucho más cómodos en invierno al guardarse mejor el calor. 

Sin embargo, lo más difícil de todo es saber cuál debes elegir entre todos los modelos que existen. Cada uno tendrá sus ventajas y desventajas, pero nosotros te ayudaremos a escoger el que mejor se adapte a tus circunstancias, para que pases un inverno realmente agradable en casa.

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN ESTA GUÍA?

  1. Los 5 mejores emisores térmicos de 2022
  2. Consejos y recomendaciones para comprar un emisor térmico

5 Consejos para comprar un radiador térmico top

Después de probar los principales modelos que podemos encontrar en el mercado, hemos considerado que los puntos más importantes a tener en cuenta cuando compramos uno son los siguientes: 

  • Potencia: Una de las cosas más importantes es saber qué potencia necesitamos. En un mismo modelo puedes encontrar diferentes, ya que dependerá del tamaño del lugar. Lo normal es que estén entre 500w y 2.000w. Para calcularlo solo tienes que multiplicar 90w por cada m2 que tenga el lugar. Así, para una habitación normal de 17m2 sería suficiente con 1300w o 1500w. Más potencia sería un gasto de energía innecesario y menos no calentaría adecuadamente. 
  • Eficiencia energética: Otro aspecto destacable es cuánto consume nuestro aparato. Dependerá de la potencia elegida, por lo que es un paso fundamental. No obstante, necesita un buen control del consumo. Es aconsejable que pueda regular la temperatura y apagarse cuando la alcance o cuando no estés en casa se programe a una temperatura mínima. Algunos se apagan cuando hay una alteración fuerte en la temperatura, por si has dejado la ventana abierta.
  • Modos programables: Otro punto a favor es saber qué programas se pueden utilizar. Por ejemplo, reducir la potencia del aparato para más o menos calor, un modo económico o mínimo si estamos fuera de casa. Es importante que tenga un termostato que controle la temperatura máxima. Y es muy interesante en zonas con temperaturas muy bajas la función anti hielo. Esto permite que la calefacción nunca se hiele y se conecte automáticamente cuando baje la temperatura.
  • Materiales: Para detectar la calidad del aparato es importante analizar de qué elementos está fabricado. Puesto que unos materiales absorben mejor el calor y se necesitará menos energía para calentarlos, lo que supone un gran ahorro. Aunque el recubrimiento casi siempre será de aluminio, lo que nos importa es el material del emisor interior. Lo más recomendable es que este sea cerámico, ya que ayuda a distribuir el calor poco a poco y de una forma más eficiente. 
  • Instalación: Otra cosa importante en la que fijarnos es cómo de fácil es su montaje. Es obvio que queremos ahorra dinero y evitar tener que llamar a alguien que nos lo ponga. Por eso, hay muchos modelos que tienen una instalación fácil siguiendo sus instrucciones en cada caso. O bien puedes colgarlo a la pared si lo requiere y sino también existen algunos tipos con ruedas que no es fijar a ningún nada y puedes llevártelo a otras habitaciones de la casa. 

Los 5 Mejores emisores térmicos

1. Orbegozo RRE 1310

1. Orbegozo RRE 1310 VER OFERTAS EN AMAZON

Un modelo de bajo consumo con control remoto.

Especificaciones

  • Potencia: 1.300 w (más opciones)
  • Espacios: De 20 a 30 m2
  • Material: Aluminio
  • Control remoto: Mando a distancia
  • Modos: 3 (económico, confort y anti-hielo)

El modelo Orbegozo RRE 1310 dispone de una pequeña pantalla digital donde podemos ver los distintos programas o la temperatura de la calefacción. Aunque tiene una potencia suficiente para cualquier habitación de tamaño normal, puedes escoger otros de mayor potencia si lo necesitas. 

Puedes programar la hora y la temperatura del emisor térmico para cada uno de los días de la semana, según tus necesidades. Además, lo puedes controlar de forma manual o remoto, gracias a su mando a distancia incorporado. Sus modos son sencillos, pero más que suficientes para mantenerse caliente. Uno de ellos, el económico, permite que podamos ahorrar energía. 

No requiere instalación compleja, pues se puede enchufar cómodamente a cualquier lugar de la casa donde haya un enchufe. El fabricante incluye una base por si quieres dejarlo de pie y moverlo a otros espacios de la casa, pero también incorpora un soporte de pared para colgarlo si lo prefieres. 

PROS:

  • Materiales de calidad
  • Control manual y remoto
  • Dos modos de instalación

CONTRAS:

  • El metal puede hacer ruido al dilatarse
  • No sirve para espacios muy grandes

2. Cecotec ReadyWarm

2. Cecotec ReadyWarmVER OFERTAS EN AMAZON

Un diseño elegante, ligero y ultrafino.

Especificaciones

  • Potencia: 900 w (más opciones)
  • Espacios: De 10 m2
  • Material: Acero inoxidable
  • Control remoto: Mando a distancia
  • Temperatura: Entre 5 y 35 ºC
  • Modos: 3 (día, noche y neverfrost)

El emisor Cecotec ReadyWarm es un modelo de potencia media, aunque el fabricante te da la opción de elegir otros diseños, con un estilo moderno y elegante. Además, puedes usarlo por control remoto con su mando a distancia. Y tiene una pantalla LED muy práctica e intuitiva. 

Puede calentar habitaciones de unos 10 metros cuadrados, lo que no es muy grande, pero te ayuda a ahorrar luz gracias a su alta eficiencia. Tienes tres modos distintos para la noche, el día y los períodos de heladas. También puedes programarlo durante los siete días de la semana. 

Este modelo incluye una protección para evitar el sobrecalentamiento, apagándose automáticamente. Puedes instalarlo en la pared o dejarlo en su soporte. Si bien, su pequeño grosor te ayuda a que sea fácil de colocar en estancias con poco espacio o en pasillos sin estorbar demasiado. 

PROS:

  • De bajo consumo
  • Muy silencioso
  • No ocupa mucho espacio

CONTRAS:

  • La programación puede ser complicada al principio
  • Tarda unos minutos en coger la potencia máxima

3. ‎De'Longhi TRD4 1025E

3. ‎De'Longhi TRD4 1025EVER OFERTAS EN AMAZON

Uno de los modelos más potentes del mercado.

Especificaciones

  • Potencia: 2.500 w
  • Espacios: Hasta 75 m2
  • Temperatura: Entre 10 y 28 °C
  • Modos: Manual (eco y anticongelante) y temporizado
  • Temporizador: De 15 minutos a 24 horas

La versión De’Longhi TRD4 1025E es una de las más potentes, que puede llegar a alcanzar los 2.500 vatios y tiene tres ajustes de calor para regular el nivel de temperatura. Su potencia mínima es de 1.000 vatios. Tiene una pantalla LED  y una rueda para regular las distintas funciones. 

Una de sus ventajas con respecto a otros modelos es que tiene cuatro prácticas ruedas y, por tanto, lo puedes llevar de un lado a otro de la casa de forma sencilla. Sus bordes son redondeados para evitar accidentes si tienes niños en casa, y es ideal para cualquier habitación del hogar. 

Este fabricante también te permite programar las horas de encendido y tiene una función Eco para ahorrar energía. Además, incluye un manual muy práctico donde te explica todas sus funciones. Su alta potencia te permite usarlo en espacios grandes de hasta 75 metros cuadrados. 

PROS:

  • Alta potencia de calefacción
  • Puedes usarlo en grandes espacios
  • Manejo fácil 

CONTRAS:

  • No tiene muchos modos preprogramados
  • Puede gastar algo más de energía

4. Haverland RCE6S

4. Haverland RCE6SVER OFERTAS EN AMAZON

Emisor perfecto para espacios pequeños.

Especificaciones

  • Potencia: 900 w (más opciones)
  • Espacios: De 10 a 15 m2
  • Material: Aluminio
  • Programas: 5 preestablecidos
  • Modos: 6 (boost, economía, antihielo…)

El modelo Haverland RCE6S es un emisor térmico de bajo consumo con una potencia reducida, ideal para espacios de pequeños. Si bien, el fabricante te da la posibilidad de seleccionar estilos de mayor potencia hasta abarcar espacios de 29 metros cuadrados, pero también menores de alrededor de 8 metros cuadrados. 

Está pensado para colocar directamente en la pared y el fabricante incluye todo lo necesario para colocarlo. Tiene diferentes funciones ya programadas previamente como son el de confort o el modo ahorro. Esto te ayudará a adaptarte a cada momento, sin necesidad de programarlo manualmente. Puedes poner, además, un temporizador si lo necesitas. 

Dispone de una función muy interesante que es la llamada ventanas abiertas, para evitar consumir demasiada energía. Sus materiales son fáciles de limpiar y no necesita apenas mantenimiento. Además, incluye un limitador térmico para mayor seguridad y un bloqueo de teclado, ideal si tienes niños en casa.

PROS:

  • Seguro y práctico
  • Tienes cuatro modelos disponibles
  • Muchos programas a elegir

CONTRAS:

  • Solo puede instalarse en la pared
  • Abarca áreas reducidas

5. HJM ALEA

5. HJM ALEAVER OFERTAS EN AMAZON

El modelo con mejor relación calidad precio.

Especificaciones

  • Potencia: 1.000 w (más opciones)
  • Espacios: De 10 a 14 m2
  • Material: Aluminio
  • Programas: 4 personalizables y 9 preestablecidos
  • Modos: 6 (confort, autor, económico, antihielo…)

El emisor térmico HJM ALEA es uno de los más económicos y con una calidad bastante buena. Su potencia llega hasta los 1.000 vatios, algo superior a otros modelos, aunque puedes elegir versiones de mayor potencia. Esto te permite abarcar espacios o habitaciones de hasta 14 metros cuadrados. 

Es un aparato bastante ligero, pues supera por poco los cuatro kilos de peso y tiene cuatro ruedas para moverlo fácilmente a cualquier lugar. de hecho, el fabricante no ofrece la posibilidad de colocarlo en la pared. No es demasiado grueso, por lo que tampoco ocupa demasiado espacio en nuestra casa. 

Dispone de hasta cuatro programas personalizables y nueve ya preestablecidos y muy variados. Es muy interesante que se encuentre el modo económico, para reducir el consumo de energía, además de un detector de ventanas abiertas. Y puedes bloquear el teclado para evitar el uso accidental. 

PROS:

  • No necesita instalación
  • Puedes programar una hora para que se encienda
  • Fácil almacenaje

CONTRAS:

  • No tiene soporte de pared
  • No dispone de mando a distancia

Guía de compra de un radiador térmico

No es nada sencillo saber invertir en el mejor calentador para nuestra casa y es normal que tengas muchas dudas. Por eso, en esta guía trataremos de resolver todas las cuestiones que pueden ser fundamentales para elegir la mejor opción. 

¿Qué es un emisor térmico?

Son aparatos que expulsan calor gracias a que uno de los materiales internos se calienta con la electricidad. Cuando consigue elevar la temperatura, esta se extiende por el aire calentando el lugar. Funciona de forma muy similar a los radiadores de gas, solo que en este caso el calor se genera por acción de la luz. Además, este no necesita tener una instalación fija sino quieres, ya que puede conectarse a cualquier enchufe de tu hogar. También suelen generar más ahorro económico porque necesitan menos potencia que otros calefactores eléctricos.

Tipos de emisores de calor

Hay muchos modelos de calefacción eléctrica diferentes y uno de los mejores son los emisores térmicos, pero dentro de estos aparatos también existen otros tipos que serán adecuados en función de nuestras necesidades:

  1. Emisores térmicos secos: Este tipo de emisores tienen una baja inercia térmica. Lo que significa que se calienta y se enfría muy rápido. Es interesante para lugares que necesitemos calentar rápidamente o en sitios con menos frío. Además, suelen ser los más económicos. 
  2. Emisores térmicos de fluido: Como su nombre indica, contienen un fluido que distribuye de forma uniforme el calor por todo el radiador. Su inercia térmica es media, pues supera a los emisores en seco ya que tarda más en enfriar, hasta cuatro horas, pero no llegan alcanzar a los cerámicos. Es aconsejable para lugares donde se conserve bien el calor. 
  3. Emisores térmicos cerámicos: En este caso tienen una placa de cerámica en el interior que se calienta y gracias a este material tienen una inercia térmica muy alta, durante hasta ocho horas sin enfriarse cuándo está apagado. Eso nos permite controlar las horas de menor coste energético y utilizarlo sobre todo para aquellas casas más frías o habitaciones amplias. 
  4. Emisores térmicos de aluminio: Al igual que los secos tienen una inercia baja, de modo que se calientan pero también se enfrían muy rápidamente. Son recomendables para usos determinados y habitaciones pequeñas y no demasiado frías, ya que es el que más luz consume. Sin embargo, cuando estamos fuera mucho tiempo nos compensa que pueda calentarse antes.

Además de esto también los puedes encontrar en diferentes formatos:

  • Emisores horizontales: Estos radiadores son los más habituales, pues son aquellos que se colocan en las paredes de las distintas habitaciones al igual que los de gas. Su uso es ideal para calentar diferentes zonas de la casa de manera permanente, solo regulando el termostato.
  • Emisores verticales: Se trata de un modelo muy parecido al anterior pero en este caso son más largos que anchos. Estos te permiten situarlo en zonas de la casa donde no tienes mucho espacio, como en la cocina, ya que se adaptan a la pared sin ocupar demasiado hueco. Además, tienen un diseño muy elegante si quieres que conviene con tu decoración.
  • Emisores toalleros: Su forma permite colgar las toallas de la ducha para que puedan estar calientes, lo que proporciona un gran confort. Son la mejor opción para tu baño porque no solo calienta la estancia sino también tu ropa sin quemarla, pues están adaptados para ello.
  • Emisores portátiles: Tienen la misma forma que los horizontales, la única diferencia es que pueden transportarse a otras habitaciones de la casa. Es realmente una ventaja cuando solo quieres comprar uno, ya que pasas la mayor parte del tiempo en una zona concreta. Además, te permitirá ahorras más energía.

La importancia del uso que le darás

Claro que hay muchas opciones donde elegir, sin embargo la mejor opción para ti está ligada a las horas que vas a tenerlo encendido. Veamos cuales son los que más se ajustan a cada persona:

  • Si vas a usarlo menos de 1h diaria: Si lo usas muy poco tiempo al día, entonces no dudes que los mejores son los emisores térmicos secos y de aluminio, ya que calientan mucho más rápido que el resto de calefactores.
  • Si vas a usarlo al menos 8h al día: En este caso, es más recomendable utilizar el emisor térmico de fluido, porque calienta un poco más lento, pero gastará menos energía, lo que compensa tenerlo encendido tanto tiempo.
  • Si vas a usarlo más de 8h al día: Por último, para un uso prolongado los mejores sin ninguna duda son los cerámicos. Estos tardan más calentarse, lo que permite distribuir mejor el calor y mantener un consumo de energía bajo.

¿Por qué es tan importante la potencia?

Es importante por dos cosas. La primer es que alcance a calentar todo el lugar adecuadamente. Si compramos un radiador de potencia baja para una habitación muy grande nunca llegará a calentarla por completo. De modo que la potencia va ligada a los metros cuadrados que queremos abarcar. Por cada metro cuadrado serán unos 90w de potencia. Si hacemos el cálculo multiplicándolo según nuestras medidas tendremos la potencia correcta que debemos comprar.

La segunda razón es la eficiencia energética. Si adquirimos un emisor térmico con una potencia mucho mayor a la que necesitamos estaremos gastando más energía de forma innecesaria. Hay que tener en cuenta que la potencia es la que nos indica cuánta energía vamos a gastar. Si hacemos el calcular de multiplicar de entre 5 a 10 céntimos por vatio y por la cantidad de horas al mes que lo pondremos, entonces sabremos cuánto vamos a pagar.

Emisor térmico vs Radiador vs Convector ¿cuál es mejor?

Son los tres tipos de calefactores que nos podemos encontrar y seguro que los has oído muchas veces. Sin embargo, puede que aún no conozcas sus diferencias y cuál es el mejor para ti. La diferencia principal del radiador y los emisores con los convectores, es que estos últimos lo que hacen es calentar el aire que pasa al interior del aparato. En los otros casos, el calor se genera desde dentro hacia fuera. Para analizar mejor en qué se distinguen, veamos algunos puntos concretos:

Consumo

Los conectores son los que suponen un consumo más elevado porque no retienen el calor igual que los otros, cuando lo apagas dejará de calentar. Este caso es ideal para estancias pequeñas, como un baño, ya que calienta muy rápido. En el lado opuesto, están los radiadores que son los que más tiempo mantienen el calor, lo que produce un menor consumo de electricidad. Si bien, no son eficientes para calentar solo una zona el hogar, es mejor para calentar toda la casa

Por último, los emisores gastan un poco más que los radiadores, pero menos que los conectores, y también retienen el calor durante un tiempo después de apagarse. Son muy aconsejables para calentar una sola habitación, pues mantendrán muy bien el calor y a diferencia de los radiadores pueden transportarse a otras estancias de la casa. 

Tiempo que tardan en generar calor

Los que menos tiempo tardan en proporcionarnos calor son los conectores, pues convierten el aire inmediatamente en calor. Eso lo hace el mejor para los momentos en que necesitamos generar calor rápidamente. En el caso de los radiadores y emisores dependerá del tipo que dentro de ellos existen. No obstante, los radiadores suelen tardar más en distribuir el calor y por eso se usan habitualmente durante todo el día

Los emisores, sin embargo, pueden tardar más o menos dependiendo del modelo y suelen usarse por varias horas. Sobre todo cuando pasamos más tiempo durante el día en una estancia o somos menos personas en casa. Puede ponerse durante algunas horas y apagarlo para que el resto de horas caliente con el calor que genera de forma residual. 

Sistema que usan para calentar la habitación

En el caso de los convectores es sencillo, porque simplemente necesitan una toma de corriente para calentar la resistencia que será la encargada de calentar el aire, que luego volverá a expulsar caliente al ambiente del lugar. También es fácil para los emisores térmicos que son solo necesitan conectarse a un enchufe para que la electricidad caliente el material interno que genera el calor en la habitación. 

Cuando hablamos de radiadores es un sistema más complejo, pues requiere conectarse al agua caliente que será quien proporcione el calor al aparato que mantendrá caliente el ambiente. Esta puede ser bien una caldera de gas, butano o natural, así como de electricidad. Si bien, es necesario la instalación previa y que llegue hasta los radiadores de toda la casa.

Cómo de fácil es instalarlos

En los tres casos su instalación no es compleja, aunque la que menos esfuerzo requiere son los convectores que irán conectados a la corriente sin más, salvo que queramos fijarnos en algún lugar concreto. En el caso de los emisores también será una simple conexión cuando son transportables, si los queremos fijos habrá que anclarlos a la pared. Pero supone una instalación mínima en los dos supuestos.

Por otro lado, cuando hablamos de la instalación de los radiadores puede suponer una complicación mayor al tener que conectarse con el sistema de agua caliente. Este tendrá que llegar en forma de tubería hasta los radiadores de toda la casa y por lo tanto tendrá que hacerlo un profesional, lo que será más caro. Sin embargo, también existen algunos tipos de radiadores eléctricos que tienen una instalación igual de fácil que los anteriores. 

Cúanto cuestan cada uno

Si comenzamos por los radiadores, el precio es bastante bajo, pero, claro, el coste de verdad proviene de su instalación. Entonces, al juntar el coste total es bastante más caro que los otros calentadores. Los convectores y los emisores térmicos dependerán siempre del modelo que elijamos, pues podemos encontrar precios similares. Sin embargo, si comparamos las mejores calidades de ambos productos, es más barato el convector, aunque gastaremos más luz que con el emisor. 

Al adquirir el emisor térmico como el aparato en sí nos damos cuenta de que tiene el mayor precio de los tres, pero si lo comparamos con el gasto de instalación del radiador y el coste de la electricidad del conector, sale mucho más rentable. Merece la pena un mayor precio, si vamos a ahorrar más a largo plazo. Además de que no tenemos costes extras para ponerlo a funcionar, pues no necesitamos un profesional que nos lo instale. 

Cómo limpiar un emisor térmico

Seguro que te estás preguntando cómo mantener siempre a punto tu emisor térmico para que no pierda su eficacia y siempre genere el calor correctamente. Pues uno de los puntos más importantes y de los que menos se habla es la limpieza del mismo. Por eso, te ofrecemos unos sencillos pasos que pueden serte de utilidad.

1. Limpia el suelo

Una de las cosas más importantes para conservar el calor en tu hogar es mantener siempre el suelo limpio. Parecerá una tontería, pero necesitamos que reflecte correctamente el calor por la estancia. Por eso, se recomienda barrer y fregar la superficie, así como evitar ropa, alfombras o moquetas debajo del aparato o en zonas cercanas.

2. Elimina el polvo

Cuando hayamos mejorado la zona externa, nos queda adentrarnos en su limpieza profunda, siempre apagado el aparato. Es conveniente hacerlo al menos una vez en verano de forma profunda y cada dos meses en inverno. Para quitar el polvo podemos usar primero aire, bien mediante un compresor o con secador en frío, de modo que en los huecos donde no llegamos o bien con un aspirador si tenemos un cabezal pequeño. El resto de la superficie puedes hacerlo con un trapo.

3. Aplica productos adecuados

Evita utilizar mucha agua, sobre todo si está anclado a la pared, para que esta no se estropee. No uses productos fuertes para evitar que se oxide o se estropee el brillo del radiador. Pero puedes encontrar algunos productos que contienen blanqueantes para que no se ennegrezca tanto con el tiempo y el calor que genera. Durante el verano se secará pronto y no habrá problemas, en el caso del invierno y si queremos volver a usarlo procura que no queden restos de ningún producto.

Dudas que puedes tener

¿Consumen mucho los emisores térmicos?

Dependerá de qué potencia adquieras y cuánto tiempo lo uses. En general, si escogemos un buen producto no tiene por qué consumir demasiada electricidad. Puedes hacer un cálculo si multiplicas entre 5 y 10 céntimos por vatio y por las horas que lo usarás durante el mes.

¿A qué temperatura es recomendable tener los emisores térmicos?

El termostato podemos programarlo durante el día a un temperatura ideal de 20 o 21 grados máximo. Mientras que por la noche la recomendación es bajarlo un poco o incluso apagarlo si el calor es duradero, pues de 15 a 17 grados es lo que se recomienda para dormir.

¿Son peligrosos los emisores térmicos?

No. De hecho, no generan ningún tipo de residuo ni contaminación en el ambiente, como los combustibles fósiles, y tampoco tienen riesgo de explosión, como ocurre con los gases. Lo único que se debe evitar en todo caso, al igual que cualquier aparato eléctrico, es que el enchufe no tenga contacto con el agua.

Otros productos para calentar la casa

Si estás pensado en alguna otra manera de calentar la casa antes de adquirir un producto concreto o quieres complementarlo para añadir confort a tu hogar, te mostramos otros aparatos que pueden ayudarte en invierno. 

Contacto - Politica de privacidad - Afiliados Amazon - Politica de cookies - Aviso Legal - DMCA.com Protection Status