El Mejor Compresor De Aire Portátil para llenar las ruedas del coche sin complicaciones

Antonio Sapene

Actualizado el 27 de septiembre de 2022 por Antonio Sapene

Vas de viaje tranquilamente en coche a algún destino lejano. Nada parece que vaya a alterar tu camino cuando, de repente, notas que tus neumáticos pierden presión y no puedes seguir conduciendo.

Este tipo de contratiempo tiene una mala solución. La situación pasa normalmente por conducir con las ruedas así hasta la siguiente gasolinera disponible para recuperar los niveles de presión, algo que implica riesgo.

Lo ideal sería tener algún aparato portátil que devolviese nuestros neumáticos a niveles normales de presión sin necesidad de ir a una gasolinera. Por suerte existe, y es el compresor de aire portátil.

Este invento nos servirá para llenar de aire nuestras ruedas estemos donde estemos, además de para tener controlados en todo momento los niveles de presión que tienen. Solo tendrás que llevarlo en el maletero.

En esta comparativa vamos a tratar de dilucidar cuál de todos los modelos que hay en el mercado cuenta con las mejores condiciones y características para ir con nosotros a cada viaje.

¿QUE ENCONTRARAS EN ESTA GUIA?

  1. Los 5 mejores compresores de aire portátil de 2022
  2. Consejos y recomendaciones para comprar un compresor de aire portátil

Antes de comprar tu compresor de aire portátil

Antes de analizar los modelos que tenemos en el mercado, es necesario conocer algunas especificaciones sobre estos que nos permitirán hacer una compra más inteligente y acorde a lo que podamos necesitar.

Tipos de mini compresores

Dentro del mundo de los compresores de aire portátil tenemos dos tipos que se diferencian, principalmente, por su fuente de energía para ponerse en funcionamiento.

  • Modelos eléctricos: Son los que requieren de electricidad para poder ponerse en marcha. Tienen mucha facilidad para transportarse por su ligero peso, pueden conectarse a cualquier fuente eléctrica y el mantenimiento de su motor es muy bajo. Además, si los usamos en interior, no emitirán ningún tipo de gas extraño. En su contra juega que son difíciles de arreglar una vez se estropean.
  • Modelos de gas: Los que se ponen en marcha utilizando motores de combustión, por lo que funcionarán perfectamente siempre que en su fuente de energía exista combustible. Necesitan mantenimiento en cuanto a cambio de bujías y de aceite, además de que son bastante pesados, lo que dificulta su transporte. Es desaconsejable usarlos en interior debido al gran nivel de gases que emiten.

¿Que hemos tenido en cuenta en esta comparativa?

Para poder elegir el mejor modelo de mini compresor de aire debemos de conocer cuáles son sus características y particularidades más importantes, para así poder establecer cuál se adecúa más a lo que nosotros necesitamos.

  • Potencia: Un elemento muy a tener en cuenta cuando nos hacemos con un producto de estas características. Este dato, que se mide en CV (caballos) nos dirá con qué velocidad el aparato puede actuar. Normalmente, los compresores de aire portátiles traen este valor entre 0,5 y 5CV.
  • Alimentación: Clave tenerlo en cuenta cuando compramos un mini compresor. Debemos saber de primera mano para qué lo queremos y así ver si nos conviene más uno de gasolina o uno eléctrico. Los mejores modelos suelen presentar dos opciones de alimentación, y alguno hasta baterías de litio.
  • Presión máxima: Este dato va a estar relacionado con la presión máxima de aire que es capaz de insuflar el mini compresor. Habitualmente, para los usos que se le da a este aparato, este valor no necesita estar por encima de los 6 bares.
  • Durabilidad: Cuando hacemos un desembolso en un aparato como este tratamos de elegir el que mejor rendimiento nos pueda dar el mayor tiempo posible. Es por ello que al adquirirlo habrá que estar pendiente de los materiales con los que está hecho, ya que si son de buena calidad puede durar bastante.
  • Elementos adicionales: Este compresor de aire portátil tiene la misión de devolver la presión. Sin embargo, eso no quiere decir que, aunque cumpla su función no podamos exigirle otra cosa. Los mejores modelos cuentan con elementos de aviso para nuestro trabajo, como un manómetro o una pantalla LCD donde ver los datos de presión.
  • Tamaño y peso: A nadie se les escapa que, si estamos hablando de un elemento portátil, este punto es fundamental. Tendremos que hacernos con un mini compresor que sea adaptable a cualquier parte y además no tenga un peso muy elevado. Los más habituales no suelen llegar al kilo y deberían entrar en el maletero de cualquier coche, además de poder adaptarse a cualquier espacio doméstico.

Las 5 Mejores compresores de aire portátil

1. AstroAI Compresor de Aire

1. AstroAI Compresor de Aire VER OFERTAS EN AMAZON

Un compresor práctico y fácil de usar.

Especificaciones

  • Dimensiones: 21.4 x 16.8 x 10.6 centímetros.
  • Peso: 1 Kilogramo.
  • Potencia: 12V.
  • Presión: De 0 a 2.5 Bar en 5 minutos.
  • Contenido: Manual del usuario, 3 tapas de válvula, aguja de inflado, adaptadores de inflado de cono, fusible de repuesto.
  • Características especiales: Programable.
  • A baterías: No.

Si estás buscando un producto completo que recupere la presión de las ruedas de tu coche rápidamente, el compresor de aire AstroAI es una de las alternativas más precisas que hay. Esta es una herramienta programable que marca y se ajusta automáticamente al tipo de rueda y a la presión que necesita.

Un punto muy bueno a favor de este compresor es que incluye los accesorios necesarios para inflar varios tipos de ruedas y objetos. De hecho, con el AstroAI podrás recuperar la presión de bicicletas y balones de fútbol, lo que viene muy bien si tienes hijos que juegan a este deporte a menudo.

Para ser un compresor portátil es un poco grande. Sin embargo, es una herramienta que podrás llevar en tu coche a todas partes para usarla en cualquier situación que lo requiera. Gracias a su pantalla digital y su gran antorcha LED, la oscuridad no será un impedimento para inflar tus ruedas.

PROS:

  • Se conecta de dos maneras distintas.
  • Infla con rapidez.
  • Es fácil de transportar.

CONTRAS:

  • No incluye manual en español.

2. Xiaomi Bomba de Aire Portátil

2. Xiaomi Bomba de Aire PortátilVER OFERTAS EN AMAZON

La mejor opción para llevar en tu motocicleta.

Especificaciones

  • Dimensiones: 12.4 x 7.1 x 4.5 centímetros.
  • Peso: 500 Gramos.
  • Compresión: Hasta 150 psi
  • Velocidad de bombeo: 3-6 minutos por rueda.
  • Tipo de ruedas: De motos, bicicletas, coches.
  • Pantalla digital: Sí.
  • Características especiales: Se puede cargar con power bank.
  • A baterías: Sí.

La bomba de aire portátil de Xiaomi es una de las opciones más compactas y modernas para inflar casi cualquier tipo de vehículo que tengas en casa. Ya sea para inflar las bicicletas de tus hijos o las ruedas de tu coche, este es un dispositivo que podrás llevar cómodamente en tu bolsillo a cualquier parte.

Una característica que nos ha gustado mucho es que se puede cargar mediante USB, lo cual resulta muy práctico debido a que la mayoría de cargadores hoy en día son compatibles con este cable. Gracias a su portabilidad, es una de las mejores alternativas para llevar en tus viajes en motocicleta.

Este es un producto muy bueno porque podrás viajar sin preocuparte de que se pinchen tus ruedas. Sin embargo, tiene sus limitaciones con respecto a lo que dura la batería, por lo que si necesitas inflar muchos vehículos del tirón, vas a tener que enchufar y esperar otro rato.

PROS:

  • Diseño compacto y elegante.
  • Detecta la presión automáticamente.
  • Es completamente inalámbrico.

CONTRAS:

  • La batería dura poco.

3. Amazon Basics Compresor de aire

3. Amazon Basics Compresor de aireVER OFERTAS EN AMAZON

Un compresor potente ideal para tu coche.

Especificaciones

  • Dimensiones: 18.59 x 17.81 x 7.37 cm.
  • Peso: 1.15 kilogramos.
  • Potencia: 12 V.
  • Longitud de manguera: 60 cm.
  • Se recarga con: Encendedor de cigarrillos del coche.
  • Compresión: Para ruedas de 150 psi.
  • Características especiales: Apagado automático.

El compresor de aire Amazon Basics es un producto muy cómodo de usar debido a la longitud de sus cables y mangueras. Esta característica te permite tener mayores posibilidades para inflar ya que el cable alcanzará a todas las ruedas de tu coche.

Algo muy bueno de este compresor es que incluye un manómetro digital de apagado automático que te ayudará a usarlo con mayor facilidad. Su diseño es bastante sencillo pero tiene toda la potencia que necesitas para inflar en poco tiempo.

El diseño de este compresor te permitirá almacenarlo en el maletero de tu coche sin problemas ya que incluye una práctica funda que lo protegerá de cualquier tipo de golpes. No obstante, en algunos casos sus cálculos de presión son poco precisos, por lo que puede haber un margen de error al usarlo.

PROS:

  • Cable de alimentación de 3 metros.
  • Su medidor es fácil de leer.
  • Funda de transporte de calidad.

CONTRAS:

  • Su pantalla de presión no tiene retroiluminación.

4. MICHELIN 9519 Compresor de aire

4. MICHELIN 9519 Compresor de aireVER OFERTAS EN AMAZON

Duradero y fácil de transportar.

Especificaciones

  • Dimensiones: 15 x 10 x 10 centímetros.
  • Peso: 1.2 Kilogramos.
  • Potencia: Desde 0.05 bar hasta 7 bar.
  • Presión de aire: 16 l/min.
  • Longitud de manguera: 60 cm.
  • Velocidad de bombeo: Infla en 3 minutos.
  • Características especiales: Recarga por USB, programable.

Si estás buscando un compresor robusto y de buenas características, el MICHELIN 9519 es una alternativa muy versátil para inflar casi cualquier rueda. Este es un producto compacto con espacio para almacenar mangueras, lo que resulta muy útil para tener todo en un mismo lugar.

A diferencia de otros modelos, este incluye una pantalla retroiluminada que podrás ver con facilidad a cualquier hora del día. Por otro lado, su punta de latón está diseñada especialmente para sellarse por completo con la válvula de tu neumático, así que no tendrás que preocuparte de que no encaje del todo bien.

Lo que le da mayor versatilidad a este producto son las boquillas que trae, ya que tendrás la opción de inflar tanto ruedas de coches, como juguetes, globos y bicicletas. Pero lo mejor de todo es que podrás cargar tu móvil con esta herramienta en caso de que lo necesites. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que las instrucciones son poco claras.

PROS:

  • La lámpara de iluminación LED es potente.
  • La manguera de nylon es larga.
  • Infla muy rápido.

CONTRAS:

  • Es un poco más ruidoso de lo normal.

5. VEEAPE Compresor de Aire

5. VEEAPE Compresor de AireVER OFERTAS EN AMAZON

Para inflar muchos neumáticos del tirón.

Especificaciones

  • Dimensiones: 22.4 x 6.6 x 5 cm.
  • Peso: 480 gramos.
  • Presión de aire: 120 psi.
  • Capacidad de batería: 2000 mAh.
  • Velocidad de bombeo: 3-6 minutos por rueda.
  • Entrada de carga: Micro USB 5V / 2A.
  • Características especiales: Para cargar el móvil, apagado automático.

El compresor de aire de VEEAPE ofrece una opción muy buena para aquellas personas que no les gusta perder demasiado tiempo en una sola actividad. De hecho, gracias a la gran autonomía de su batería, en una sola carga podrás inflar hasta 20 neumáticos de bicicletas, en otras palabras, tiene un tiempo de funcionamiento activo de hasta 40 minutos.

Esto es posible debido ya que disipa el calor muy bien, así que lo podrás usar por todo este tiempo sin que se sobrecaliente. Además, la pantalla de este modelo es muy grande y práctica, así que podrás ver los datos de la presión en tiempo real junto a los valores preestablecidos.

A pesar de su gran autonomía, igual no es tan potente como otros productos similares, por lo que para inflar ruedas un poco más grandes puede que se tome su tiempo. Pero dejando esto de lado, es una opción poco ruidosa y fácil de usar que te solucionará uno que otro problema.

PROS:

  • Es un inflador automático.
  • Incluye múltiples accesorios.
  • Tiene protección de bajo voltaje.
  • Es muy ligero.

CONTRAS:

  • En potencia se queda un poco corto.

Cómo comprobar la presión de los neumáticos

Para poder dar un buen uso a nuestro compresor de aire portátil necesitaremos conocer de primera mano los pasos a seguir con uno de sus usos más básicos, como es la comprobación de presión en los neumáticos.

1. Hacerlo en frío

Este proceso no puede hacerse con el coche en marcha ni recién parado. Es importante que nos detengamos, apaguemos el motor y dejemos un par de minutos para que el automóvil se estabilice, con el fin de que los datos que recibamos por parte del aparato sean lo más fiables posibles.

2. Retirar el tapón y enchufar la manguera

Una vez tenemos el coche en reposo, el proceso es simple. Nos acercamos a la rueda, quitamos el tapón y ponemos la manguera del compresor en la válvula del neumático. Debemos asegurarnos de que queda bien fijada.

3. Consultar presión necesaria

Si el compresor tiene un manómetro, en un primer momento vamos a ver la cantidad de bares con los que cuenta ese neumático. El valor que obtengamos debemos compararlo con el que está recomendado por el fabricante del coche. Estos datos podemos consultarlos, normalmente, en la tapa del depósito de gasolina.

4. Adecúa la presión

Este último punto es tan fácil como que, si la presión está por debajo de lo aconsejado, introduzcas aire con el compresor; y si por el contrario está por encima, hagas con el mismo aparato que el neumático lo elimine.

Guía de compra de un compresor de aire portátil

Una vez analizados los modelos que existen, así como su manera de ser utilizados, es preciso que también conozcamos de primera mano algunos elementos relacionados con este tipo de producto, que nos ayudarán a poder tomar una decisión de compra mucho más documentada.

Diferencias entre un compresor portátil y uno fijo

Pese a que estos dos tipos de aparato tienen una función bastante similar, lo cierto es que en su composición no tiene nada que ver. Como su propio nombre indica, los compresores de aire portátiles están diseñados para ser transportados, mientras que los fijos deben instalarse y no volver a moverse.

En cuanto a sus capacidades también encontramos bastantes diferencias. Un mini compresor cuenta con un depósito de aire muy pequeño de 1 o 2 litros, que suele estar comprimido; mientras que el industrial dispone de uno enorme. Además, los fijos suelen ir destinados para usos más industriales, pero los portátiles se usan para cosas más simples.

La presión de los mini compresores es complicado que alcance un valor mayor a los 6 bares, al contrario que los fijos, que cuentan con caudales mucho más altos. Por último, destacar que mientras los portátiles son preferiblemente eléctricos, los fijos se decantan más por los motores de combustión.

La importancia de la presión del compresor

Se trata de una característica fundamental en este tipo de producto, ya que va a determinar en gran medida los usos que le podemos dar. De nada nos valdrá tener un compresor de aire portátil si no puede cumplir con los trabajos para los que lo adquirimos.

La presión, como ya comentábamos antes, viene determinada en bares. Debemos saber cuál es el valor recomendable de esta variable para los trabajos que queramos encomendarle al compresor, ya sea para el hinchado de unas ruedas, como para el uso de una llave de impacto.

¿Es el caudal del aire importante?

Cuando nos referimos al caudal de aire hablamos de la cantidad de aire comprimido que se traslada del compresor a algún elemento en un tiempo determinado. Normalmente, solemos expresar este valor en litros por minuto.

Es importante que en todo momento este valor de litros por minuto se compenetre con unos valores de presión constantes. En caso de no poder mantenerlos, el tanque tendrá que drenar para recuperar esta presión, y esos niveles de caudal de aire se verán interrumpidos.

Pasos para inflar tus neumáticos correctamente

El inflamiento de neumáticos suele ser una de las actividades más recurrentes cuando hablamos de un compresor de aire portátil, por lo que es necesario repasar como tenemos que llevarla a cabo.

  1. Colocar la manguera en la rueda: Tendremos que unir el compresor con la válvula del neumático. En este proceso, el compresor nos va a arrojar unos datos de presión que son los que tendremos que tener en cuenta.
  2. Igualar la presión: Una vez tengamos el dato de nuestros neumáticos tendremos que ver cuál es el que recomienda el fabricante, algo que veremos en alguna parte de nuestro vehículo, habitualmente en la tapa del depósito de gasolina.
  3. Inflar las ruedas: Si la presión está por debajo de lo recomendado, debemos hacer que el compresor insufle aire en las ruedas hasta llegar al valor deseado. En caso contrario, debemos ordenarle que lo suelte.
  4. Repetir el mismo proceso: Este proceso hay que llevarlo a cabo con cada una de las ruedas. Es importante tener en cuenta que, de manera habitual, las ruedas traseras llevan una presión diferente a las delanteras.

Dudas que puedes tener

¿Cómo funciona un compresor de aire portátil?

Básicamente, lo que hace es comprimir el aire en el tanque a través de la energía mecánica. Una vez que lo hace, este aire está preparado para salir por el tubo con la presión que nosotros le indiquemos para cualquier trabajo que quiera realizar.

¿Qué presión necesito para un mini compresor portátil?

Depende del uso que le queramos dar, ya que muchas de sus utilidades vendrán determinadas por el valor de presión que necesitemos para ciertos trabajos. Normalmente, si llega a los 6 bares está bastante bien y puede darnos un buen rendimiento.

¿Qué compresor de aire elegir?

Sabemos que los compresores de aire son herramientas muy útiles en el hogar, pues pueden apoyarte en tareas como inflar neumáticos o balones. A continuación te hablamos de algunos que podrían interesarte:

Contacto - Politica de privacidad - Afiliados Amazon - Politica de cookies - Aviso Legal - DMCA.com Protection Status